Los Ángeles, California (20 de agosto de 2015).- Muchos de nosotros recordamos nuestro primer día de clases como una experiencia dramática en la que probablemente acabamos en un mar de lágrimas.

Un pequeño niño que estaba a punto de iniciar su nueva vida escolar, se puso a llorar inconsolablemente cuando una reportera le preguntó si iba a extrañar a su mamá.

La primera pregunta de la periodista fue inocente. “¿Estás emocionado por ir a la escuela?”, misma a la que el niño, visiblemente emocionado, le respondió que sí.

Sin embargo, la segunda cuestión fue la que terminó con la alegría del pequeño: “¿Vas a extrañar a tu mamá?”

Al principio, la reacción del niño fue decir que no, pero en segundos, su expresión de felicidad se descompuso en un llanto que la reportera no pudo controlar.

Tras la incómoda entrevista, es probable que el pequeño haya pasado un amargo primer día de clases.

 

Fuente: Excélsior.

Leave a Reply