Astrolabio

El Congreso de Estados Unidos investigará un video hecho público este martes en el que aparece una de las responsables de la organizaciónPlanned Parenthood -que brinda servicios relacionados con la salud reproductiva- presuntamente discutiendo la venta de órganos de fetos abortados.

El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, pidió que se examine el contenido del video y aseguró que el presidente Barack Obama debería condenar esas prácticas y ponerles fin.

Desde Planned Parenthood aseguraron que el video “es un montaje” y que los órganos fetales no son vendidos sino donados para la investigación médica.

Las imágenes fueron grabadas con cámara oculta por miembros de la organización antiabortista The Center for Medical Progress.

En ellas se ve a Deborah Nucatola, directora del departamento de servicios médicos de la organización, respondiendo a preguntas de dos personas que se hacen pasar por posibles compradores de tejido de fetos abortados.

Nucatola habla de cuáles los órganos fetales más solicitados -refiriéndose a corazones, pulmones e hígados- y de la manera de obtener estos órganos intactos sin “aplastarlos” durante un procedimiento de aborto.

También se la escucha dando estimaciones de precios, que oscilan entre los US$30 y US$100.

“Acusaciones indignantes”

null
Planned Parenthood es la principal organización proveedora de servicios reproductivos de EE.UU.

Según destaca desde California el periodista de BBC Mundo Jaime González, la legislación estadounidense prohíbe la venta de tejido fetal humano, aunque sí está permitida su donación con el consentimiento de la mujer a la que se le practica el aborto.

Los responsables de Planned Parenthood aseguraron que los precios de los que se oye a hablar a Nucatola en el video son los de los gastos de conservación y transporte de los tejidos a los centros de investigación que los utilizan y negaron obtener ningún beneficio económico.

Además señalaron que el video, que fue grabado durante una comida en un restaurante, fue editado para tergiversar las palabras de Nucatola.

“Estas acusaciones indignantes son simplemente falsas, pero eso no le importa a los políticos que llevan años tratando de prohibir el aborto y de cortar los fondos de Planned Parenthood”, afirmó en un comunicado el portavoz de la organización, Eric Ferrero.

Además de las comisiones del Congreso de EE.UU. que anunciaron una investigación, harán lo mismo los gobernadores de Texas y Luisiana.

Los candidatos a las primarias del Partido Republicano de cara a las presidenciales de 2016, Jeb Bush y Carly Fiorina, también criticaron a Planned Parenthood, la principal organización proveedora planificación familiar de EE.UU.

BBC

A+