Antonio González Vázquez

En su mensaje final como rector de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí (UASLP), Manuel Fermín Villar Rubio no hace ninguna mención a los escándalos de acoso sexual que se presentaron durante su estadía al frente de la institución.

La UASLP publica en su página oficial de Internet la versión ejecutiva del Informe 2019-2020, que consta de 324 páginas. El extenso documento considera la suma de lo realizado durante los ocho años que Villar fungió como rector.

En 13 páginas, a manera de introducción, Villar Rubio presenta los resultados de su rectorado y, además, ofrece dos mensajes finales, uno a la comunidad universitaria en general y uno final.

En ninguno de esos mensajes Villar Rubio hace referencia a la situación crítica que enfrentó la Universidad durante los últimos años respecto de las denuncias presentadas por la comunidad estudiantil por casos de acoso sexual en las aulas de escuelas y facultades.

No obstante que el tema del acoso acaparó durante los meses reciente la atención de la opinión pública, el rector no dedica una sola línea a tales denuncias ni tampoco a las medidas adoptadas por la institución para investigar y sancionar ese fenómeno de abuso de parte de catedráticos.

Aun y cuando recientemente en escuelas y facultades se colgaron tendederos de denuncia y se pegaron cartulinas con leyendas alusivas al acoso e incluso los nombres de los presuntos perpetradores, el rector sólo tiene palabras de agradecimiento a los maestros por “su trabajo con espíritu universitario”.

Este jueves, Villar Rubio rendirá su último informe de actividades ante el Consejo Directivo Universitario, mismo colegiado que hace unas semanas eligió como nuevo rector a alguien distinto a los que promovía Villar para dejar como su sucesor.

En el mensaje final que leerá este jueves ante los consejeros, Villar dice que “como universitario, entregué más de 41 años de mi vida a la institución, a la cual estoy profundamente agradecido, pues desde mi ingreso cuando me dieron la oportunidad de servir como maestro hora clase, pasando por una jefatura de departamento, coordinación de carrera, dirección de facultad, secretaría general, hasta los ocho años que cumplí con la honrosa representación institucional al frente de la rectoría, en todo momento, tanto la Universidad como la comunidad a quien me precio de conocer personalmente, me han brindado un aprendizaje único, una experiencia sin igual y una serie de vivencias y anécdotas invaluables”.

Agradecimiento especial da Villar a los ex rectores, con lo que colaboró: Alfonso Lastras, Jaime Valle y Mario García, así como al ex gobernador Fernando Toranzo y al mandatario estatal en turno, Juan Manuel Carreras.

En su mensaje nada de los escándalos de acoso, tampoco de la falta de transparencia ni del conflicto de interés que deriva de que miembros de su familia ostentaron cargos en la UASLP.

Pese a eso, en el penúltimo párrafo de su oratoria, asegura que “ser rector no significa tener poder, sino actuar con responsabilidad y actuar con el ejemplo”.

Cierra el mensaje con “soy orgullosamente UASLP. Me llevo en el corazón a la que siempre consideraré la mejor universidad de México, a mi alma mater, a mi gran casa, la Universidad Autónoma de San Luis Potosí”.