Redacción

La Comisión Estatal de Derechos Humanos emitió la recomendación 7/2020 dirigida al rector saliente de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí (UASLP), Manuel Fermín Villar Rubio, por la agresión sexual de la que fue víctima una maestra de la Facultad de Derecho dentro del Edificio Central de la universidad.

La recomendación señala que, si bien el Titular de la Defensoría de Derechos Universitarios determinó que el agresor fue encontrado responsable de los actos de violencia sexual en contra de la maestra, y se expidió una resolución con 16 acciones a realizarse, la UASLP no dio cumplimiento a su propia resolución.

Además, se acreditó que la víctima sufre trastornos psicológicos y secuelas físicas derivadas de la agresión sin que se le haya reparado el daño, “ni se haya dado vista al Contralor General” de la universidad.

La recomendación dirigida a Manuel Fermín Villar Rubio contiene los siguientes puntos:

1.- Reparación Integral del Daño en beneficio de la víctima (que incluya los aspectos médicos, psicológicos, laborales) esto a cargo de la UASLP y se tome en cuenta el Plan de Reparación propuesto por la propia víctima. Que se le inscriba en el Registro Estatal de Víctimas ante la CEAV,  ya que esta Recomendación y la Resolución del Defensor de los Derechos Universitarios le reconocen tal carácter.

2.- Que el Titular de la Contraloría General Universitaria, realice la investigación relacionada con el cumplimiento total de los resolutivos determinados por el Defensor de los Derechos Universitarios, tal como lo establece el propio resolutivo décimo sexto con fundamento en el artículo 74 del Estatuto Orgánico de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí. Además de que si el Órgano de Control, advierte la existencia de otros actos u omisiones que deba investigar vinculados al presente caso, lo haga con absoluta libertad y plenitud de su ámbito competencial.

3.-. Que se instruya a las Direcciones y/o Áreas que corresponda y desde luego al Defensor de los Derechos Universitarios, para que se mejore el Protocolo de Entrada para Prevenir, Atender, Investigar, Sancionar y Erradicar el Acoso y Hostigamiento Sexual y en general se realicen las adecuaciones pertinentes a la normatividad universitaria, para armonizarla con el bloque constitucional en materia de derechos humanos, con un enfoque de género.

4.- Se diseñe e implemente con todo el personal de Rectoría incluido su Titular, las y los integrantes del Consejo Directivo Universitario, personal Directivo de Escuelas y Facultades, la Oficina del Abogado General y la Defensoría de los Derechos Universitarios, un Curso de Alta Formación y Capacitación en materia de atención a la violencia contra las mujeres, y se lance una campaña de difusión permanente que incluya un mensaje contundente emitido desde la Rectoría de cero tolerancia a la violencia en contra de la mujer, mensaje a difundirse en todos los espacios universitarios.

Dado que el rector electo, Alejandro Javier Zermeño Guerra, públicamente se ha comprometido a erradicar la violencia de género en espacios universitarios, la Comisión Estatal de Derechos Humanos hizo un llamado para que la recomendación “se acepte y se cumpla  en beneficio de la víctima y marque un precedente para beneficio de toda la población universitaria, cuyo reclamo ha sido absolutamente legítimo por parte de las mujeres en diversos espacios.”

 

Las secuelas del abuso sexual y psicológico de Emma en la UASLP

Emma, víctima de abuso sexual en el Edificio Central de la UASLP