Carlos Rubio 

Las lluvias torrenciales que se presentaron durante la media noche del domingo en el municipio de Salinas de Hidalgo dejaron con serias afectaciones a al menos 80 viviendas que necesitarán ser reconstruidas; dichos hogares se encontraban asentados irregularmente en una bajada de agua, situación que en parte provocó los daños, según informó Alejandro Leal Tovías, secretario general de Gobierno del Estado. 

“El problema es que son gente que se van creando sus casas en lugares que no deben hacerlo, que no tienen servicios municipales, que su estancia no es legal”.

Desde que ocurrió la tragedia se habilitó el auditorio municipal como albergue para resguardar a un aproximado de 400 personas que fueron evacuadas. Leal Tovías comentó que para el día de hoy la mayoría de las personas ya se han ido del albergue con familiares que los alojen, por lo que habría cerca de 200 personas.

Dentro del albergue se les ha proporcionado alimento, colchonetas y cobijas, además del resguardo de personal de las secretarías de Defensa Nacional, Seguridad Pública y la Guardia Nacional. 

Leal Tovías recordó las lluvias que azotaron al municipio de Matehuala el año pasado y la forma en cómo se actuó, elaborando un avalúo de bienes y generando apoyos económicos provenientes de un fondo de contingencia para situaciones como esta. 

El titular de la Secretaría General afirmó que se continuará con la evaluación de pérdidas económicas, además de la limpieza de la colonia La Joya, donde se suscitó la tromba que únicamente dejó daños económicos sin resultar ninguna persona herida.