Angélica Campillo

El secretario general del Gobierno del Estado, Alejandro Leal Tovías, reconoció el aumento en hechos delictivos relacionados con el crimen organizado en la entidad potosina durante la pandemia por el COVID-19.

Apuntó que desde el inicio de la pandemia por el coronavirus quedó establecido en el análisis que la mayoría de los delitos en San Luis Potosí durante este periodo iban a estar con tendencia a la baja, sin embargo los delitos relacionados con el crimen organizado iban a registrar un alza, por una razón lógica.

En este contexto, especificó que, tanto en los análisis que tienen a nivel estatal como a nivel nacional, el crimen organizado tiene un sistema de distribución de su droga y el gran parteaguas de la violencia es el cristal, sin embargo en la actualidad hay áreas de su mercado cerradas, como antros e incluso escuelas de nivel medio superior, por lo que esta situación ha generado que los cárteles se queden con sus productos y busquen nuevos mercados, lo que ha ocasionado el conflicto entre grupos por el territorio.

Manifestó que, desgraciadamente, como sucedió el día de antier, la mayoría de los fallecidos son jóvenes de 17 a 20 años. 

Asimismo, refirió que dichos sucesos fueron totalmente diferentes y no tuvieron que ver uno con otro, “pero al final de cuentas son jóvenes que pierden la vida y ahí es donde todos tenemos que entrar para estar viendo cómo evitar que estén cayendo en las garras, concretamente de el cristal, y que se conviertan en carne de cañón del crimen organizado”.

Aseveró que esta situación los ha obligado a redoblar esfuerzos y la coordinación entre la Secretaría de Seguridad Pública del Estado con el Ejército, con la Guardia Nacional y con las Policías Municipales, “sobre todo para estar disuadiendo a estos grupos criminales que, por buscar un pleito de mercados ocasionen muertes de jóvenes potosinos”.