Astrolabio

Angélica Campillo

Yvette Salazar Torres, titular de la Secretaría de Ecología y Gestión Ambiental (Segam) atribuyó a un tema de misoginia los constantes señalamientos de la asociación civil Cambio de Ruta en su contra, debido a presuntas omisiones en el ejercicio de sus funciones.

La funcionaria estatal se dijo sorprendida de que a los anteriores titulares de la Segam, que fueron hombres, no se les hayan hecho observaciones a temas medioambientales, como a ella ahora que está al frente de la institución: “espero que no tenga ese tono la finalidad de esta asociación, pero creo que se está mal informando a la ciudadanía porque en el momento que tengamos algo por obligación, se tendrá que hacer”.

Salazar Torres recordó que Cambio de Ruta interpuso un amparo en contra de la Segam debido a la omisión para realizar el monitoreo de la calidad del aire en Rioverde, y posteriormente la dependencia a su cargo y el Gobierno del Estado presentaron un recurso de revisión, ya que consideraron que no se tomó en cuenta información que proporcionaron como pruebas, como el inventario estatal de emisiones: “consideramos que fue un estudio deficiente y lo único que pedimos es que se revise en su totalidad, tanto lo que presentamos nosotros como Secretaría de Ecología, como lo que presentó el gobernador”, añadió.

Apuntó que la Segam y el Gobierno del Estado, como cualquier ciudadano, hicieron uso de la ley, ya que los mismos promoventes del amparo han acudido a instancias en las que se prevé una revisión cuando no se está conforme con una sentencia o con una resolución de algún juez, “estamos haciendo uso de la parte legal, creo que como autoridades tenemos todo el derecho de hacerlo”.

La titular de la Segam dejó en claro que se no opone a la medición de la calidad del aire, pero señaló que a esta información siempre se le ha dado mal manejo. “Estamos completamente enfocados en poder hacer una ampliación de la red de monitoreo e incluso del rescate de esa red”, para lo que se requieren 12 millones de pesos, y de ser autorizado este recurso, se tendrá que hacer un estudio para ver en qué ubicaciones del estado se estaría monitoreando la calidad del aire.

No obstante, Salazar Torres aseguró que en la actualidad no se requiere monitorear la calidad del aire en Rioverde, puesto que el crecimiento industrial no es similar y ni siquiera se acerca al de la capital potosina, así como tampoco por el número de habitantes ni por la circulación de vehículos.

A+