Leticia Vaca

Feministas Universitarias Zona Oriente denunciaron que el nuevo rector de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí (UASLP),  Alejandro Javier Zermeño Guerra, quien resultó electo el día de ayer, fue omiso ante el feminicidio de Samantha Jocelyn en 2016, quien era estudiante de la Facultad de Medicina. 

En la página de Facebook “Feministas Universitarias Zona Oriente”, después del proceso de selección, se compartió un mensaje en el que se acusa a Zermeño Guerra y a Manuel Fermín Villar Rubio de haber sido omisos, y pidieron “que no se nos olvide que tanto Zermeño como Fermín Villar Rubio omitieron e ignoraron el feminicidio de Samantha Jocelyn en 2016, quien fue arrojada desde el balcón de su departamento por dos estudiantes de medicina, el ahora rector Alejandro Zermeño ordenó retirar el altar conmemorativo que algunos alumnos habían colocado en honor de la estudiante, pidiendo a los estudiantes no hablar del tema ni hacer escándalo

El crimen quedó impune, los alumnos ahora ejercen como doctores, las autoridades universitarias  nunca se acercaron a la madre de Jocelyn y ahora tenemos una médica menos. 

Ni perdón ni olvido”. 

Además, con anterioridad, también durante el proceso de elección, fue compartido un mensaje de despedida para Villar Rubio en el que se le señala de ser corrupto, omiso y cómplice de acoso. 

“Que nunca se nos olvide que desde 2012 Fermín del Villar Rubio se desempeñó como un rector corrupto, omiso y cómplice del acoso, hostigamiento y abuso sexual que ocurrió dentro y fuera de la UASLP por cientos de estudiantes, profesores y administrativos hombres que se vieron amparados por un rector indolente al que siempre le importó más su imagen y la de la universidad que la seguridad de las miles de alumnas, profesoras y administrativas. 

Sobre tus espaldas te llevas dos feminicidios que preferiste ignorar y cientos de casos de acoso sexual, violaciones y hostigamiento que ocurrieron en tus narices, pero que optaste por culpar a las víctimas en lugar de hacer tu pinche trabajo. 

Adiós Fermín acá nadie te va a extrañar, ya estábamos hartas de tener un macho metido en rectoría”, se lee en la publicación. 

Tanto Villar Rubio como Zermeño Guerra, una vez que concluyó la elección del nuevo rector, dieron sus posturas respecto a las denuncias de acoso u hostigamiento sexual al interior de la UASLP, por un lado el rector electo se comprometió a que durante su gestión se trabajará para mejorar el protocolo de entrada para prevenir,atender, intervenir, sancionar y erradicar el acoso y hostigamiento sexual.

Manuel Fermín, aseguró que se va “tranquilo”, y los casos de acoso “son cosas que suceden”. Además, Villar  Rubio se va de la UASLP con una recomendación de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) por la agresión sexual en contra de una docente de la Facultad de Derecho. 

En ese contexto, cabe recordar que en el informe que fue entregado por la UASLP al Congreso del Estado con relación a las quejas por acoso y hostigamiento sexual, así como las acciones tomadas, se indicó que de 2017 a 2019, de 39 quejas, sólo en cinco hubo algún tipo de sanación, de éstas el cese de tres docentes de quienes las autoridades universitarias se negaron a revelar sus nombres y las facultades en las que laboraban.