Antonio González Vázquez

De las 68 ejecuciones cometidas en San Luis Potosí durante el mes de julio pasado, Semáforo Delictivo reporta que 31 corresponden a la capital del estado. La capital también concentró el mayor número de feminicidios con tres de los cinco cometidos en la entidad.

Le sigue muy distante en el número de ejecutados, el municipio de Soledad de Graciano Sánchez con nueve.

Con lo anterior, la Zona Metropolitana se mantiene como el centro de la actividad criminal al sumar 40 de los 68 ejecutados.

La capital potosina tuvo en julio siete semáforos en rojo y cuatro en verde, mientras que Soledad alcanzó cinco en rojo, tres en amarillo y tres en rojo, lo que supone una menor incidencia en esa localidad en julio respecto de la capital.

En ese sentido, el delito de narcomendueo en la capital fue significativo ya que de los 119 delitos denunciados en todo el estado, 71 correspondieron a la ciudad capital.

Del mismo modo, concentró buena parte de los delitos de violencia familiar con 355 incidentes del total para la entidad de 756.

Para todo el estado, el Semáforo Delictivo marco ocho luces rojas, dos en amarillo y solamente una verde, lo que viene a reflejar que la incidencia de delitos no cede.

Los focos rojos para San Luis Potosí para el séptimo mes del año, el más violento por el número de ejecutados, son homicidio, extorsión, narcomenudeo, robo a negocio, lesiones, violación, violencia familiar y feminicidio.

El único delito con luz verde fue el secuestro toda vez que solamente hubo un caso que también corresponde a la capital.