Foto de Leticia Vaca

Leticia Vaca

Mecanismos de prevención y de seguridad para la alerta de violencia de género en San Luis Potosí han fallado, así lo señaló Jorge Andrés López Espinosa, presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH).

“Hay asuntos que pudieron haberse evitado; si existiera una correcta coordinación entre ministerios públicos y las policías, que tendrían que estarle dando protección real a las mujeres”.

Lo anterior en el informe especial de la Situación del Cumplimiento de la Declaratoria de Alerta de Violencia de Género Contra las Mujeres (AVGM), en los municipios de San Luis Potosí, Soledad de Graciano Sánchez, Matehuala, Ciudad Valles, Tamuín y Tamazunchale.

En dicho informe, se expuso el contraste de las muertes violentas; mientras que en 2017, año el que se implementó la AVGM, se documentaron 34 casos de muertes violentas de mujeres; en 2018 ya con la alerta, 50 mujeres perdieron la vida.

En ese sentido, el ombudsman explicó que en los municipios de Rioverde, Ciudad Fernández y San Ciro de Acosta, se ha detectado el aumento de violencia contra la mujer de 2017 a 2018, por lo que en próximos días pedirán a la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim) la ampliación de la AVGM. Sin embargo, destacó que se pedirá celeridad, ya que para los seis municipios en los que ya se cuenta tuvieron que transcurrir dos años para que fuera implementada.

Además, reconoció que falta conocer tanto de parte de la Fiscalía General como del Poder Judicial cuántos de los casos siguen en averiguaciones previas, cuántos en espera de ser cumplimentados y cuántos ya tienen una sentencia, “estos datos no los tenemos, ya están solicitados pero tendrían que ser públicos”.

Finalmente, López Espinosa justificó que hay avances en algunos aspectos, pero reconoció que “no podemos decir que la AVMG está superada”.

Comments

comments