Eduardo Delgado

El líder minero y senador del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Napoleón Gómez Urrutia, se pronunció este jueves aquí contra el desarrollo de proyectos inmobiliarios en predios desocupados por plantas metalúrgicas, porque, dijo, son terrenos “altamente” contaminados con arsénico y cianuro, que ponen en riesgo la salud y la vida de futuros habitantes.

En marzo pasado se cumplieron nueve años del anuncio del megaproyecto de desarrollo urbano en la zona poniente de la capital potosina, con una inversión de 12 mil millones de pesos, en la antigua planta de cobre de Industrial Minera México, Sociedad Anónima (IMMSA), que a la fecha no se ha concretado.

Entrevistado finalizado el acto de instalación de la Confederación Internacional de Trabajadores en San Luis Potosí y de la toma de protesta del dirigente minero en la sección local -eventos celebrados en el Centro de Convenciones de Gobierno del Estado-, el legislador consideró que en el caso de la planta de cobre “no creo que sea correcta” la remediación del predio.

Ese tipo de proyectos, aseveró, deben ser revisados “con mucho cuidado por las autoridades correspondientes”, como la Secretaría del Medio Ambiente, Gobierno del Estado y Gobierno Federal, y en caso de no ser viables “que se cancelen, porque no se puede jugar con la vida y la salud de las personas”, insistió.

Porque, explicó, por lo general fueron superficies cuyo subsuelo fue contaminado con arsénico, cianuro, cadmio, molibdeno, “muchos de ellos cancerígenos”.

Por tanto, demandó realizar un estudio “serio, profundo, objetivo e imparcial, porque muchas de esas empresas los hacen en su favor”, para así definir “sino no hay ningún peligro ni riesgo para los habitantes de San Luis Potosí, sobre todo para las personas que pudieran habitar en esa zona”.

“Hay tantas áreas donde pueden hacer (desarrollos inmobiliarios) … ¿por qué en una zona como esa?… primero que limpien de contaminantes el subsuelo de San Luis Potosí y después piensen en desarrollos inmobiliarios para seguir lucrando con el pueblo de México”, enfatizó Gómez Urrutia.

Este viernes por la tarde, anunció, se reunirá con un grupo de diputados potosinos de Morena “para comentar sobre ese asunto” y “esa información la trasladaré al Poder Ejecutivo”, es decir al presidente Andrés Manuel López Obrador.

Porque, a su parecer, “más en San Luis Potosí, la Sección 5 y la 28 están totalmente contaminadas por desechos tóxicos”.

Por tanto, añadió, en superficies antes ocupadas por empresas metalúrgicas “no se deben construir desarrollos inmobiliarios así nada más”.

El líder minero comentó que en el caso específico “varios” diputados ya propusieron en la Cámara de Diputados “que se revise ese proyecto” e imponer “sanciones muy claras” a las empresas que contaminen y expongan la vida y la salud de las personas.

Recordó que ha dicho “una cosa muy clara en materia de minería: cero tolerancia”, con empresas que ponen en riesgo la vida y la salud de las personas y que destruyen el medio ambiente y “eso es lo que vamos a buscar”, finalizó.