El Catalejo es el resultado de las mentes desorientadas de los reporterillos de Astrolabio Diario Digital.

Hoy que comienzan las campañas por la alcaldía, no queda más que buscar alguna forma de protegerse del estrés adicional que suele provocar ver caras sonrientes con promesas cargadas de hipocresía con tal de hacerse los simpáticos para ganar el voto de los ciudadanos, antes que informarlos convenientemente para una decisión de calidad. El día que sea posible tomar una decisión real, la gran mayoría de los que hoy exhiben sus caras sonrientes no tendría la menor posibilidad de acceder a un cargo público. Por lo pronto habrá que desarrollar técnicas de autodefensa ante la andanada de hipocresía política que nos bombardeará los próximos 60 días.

Así que para ayudarle un poco, en esta ocasión no colocamos notas de referencia. Respire profundo, porque ya viene la inmersión…

Comments

comments