Eduardo Delgado

El tratamiento de las aguas residuales del parque industrial World Trade Center (WTC) “se está realizando de manera inadecua”, informó Jesús Alfonso Medina Salazar, director de la Comisión Estatal del Agua (CEA), a Jesús Gastón Vivas Govea, representante legal de la desarrolladora del complejo logístico. “Consideramos muy grave que se hayan realizado este tipo de descargas de excedentes a un cuerpo de agua de administración estatal sin tomar en cuenta el impacto que se provocaría en el mismo”, añadió.

El funcionario de Gobierno del Estado se lo hizo saber mediante el oficio CEA/DG/DOyS-AA/2019/0156, fechado el pasado 28 de marzo, en el que la dependencia gubernamental le solicita “regular proceso de tratamiento” de aguas grises, documento publicado este domingo en la página de Facebook “Comunidad de San Juan de Guadalupe en Resistencia”, agrupación que sostiene que “al día hoy la situación continúa”.

“Al respecto le comunico que una vez analizados los resultados de las mencionadas muestras, por laboratorio bajo la acreditación ISQ/IEX 17025:2017, Número Ag-0023-004/12, vigente a partir del 2012-08-17, se determinó que el tratamiento del agua residual por parte del Parque WTC se está realizando de manera inadecuada, por lo que algunos parámetros se encuentran fuera de norma”, le precisó.

La toma de muestras fue levantada ocho días antes de los excedentes de la PTAR (Planta de Tratamiento de Aguas Residuales), “las cuales se descargan en el arroyo La Yerbabuena y en la Zanja Dámaso, los cuales cruzan parte de la delegación de La Pila, desembocando en el tanque La Lagunilla”.

“De allí deriva nuestra preocupación, ya que consideramos muy grave que se hayan realizado este tipo de descargas de excedentes a un cuerpo de agua de administración estatal sin tomar en cuenta el impacto que se provocaría en el mismo”, agregó.

“Por lo que le solicitamos a Usted de manera inmediata y efectiva se realicen los ajustes necesarios a fin de regularizar el proceso de tratamiento”, le urge Medina Salazar a Vivas Govea.

De no realizarlo, advierte, “se llevará a cabo la SUSPENSIÓN DEFINITIVA del permiso de descargas de excedentes y se procederá de acuerdo…” a disposiciones de la Ley de Aguas en el Estado.

Aparte el texto, anexo a la imagen del documento publicado en el Facebook de “Comuneros de San Juan de Guadalupe”, señala que pese a ello el delegado de La Pila, Pedro Pablo Cepeda Sierra, “opera para favorecer a la empresa” y “esta información se mantiene oculta”.

“El daño al acuífero y al medio ambiente está hecho. Las consecuencias directas a la salud de todos. ¿Cuántas descargas han sido realizadas? ¿Cuántos años de contaminación? ¿Qué sustancias fueron arrojadas al acuífero?”, cuestiona.