Carlos Rubio

En San Luis Potosí (SLP) no se miden las partículas PM2.5, las más dañinas para la salud. Según la página del Sistema Nacional de Información de la Calidad del Aire (Sinaica), la red de monitoreo de calidad del aire operada por la Secretaría de Ecología y Gestión Ambiental (Segam) sólo mide cinco de los seis contaminantes criterio para determinar la calidad del aire en el estado.

De acuerdo con las Normas Oficiales Mexicanas, para determinar la calidad del aire en la zona metropolitana se deben medir el monóxido de carbono (CO), dióxido de nitrógeno (NO2), dióxido de azufre (SO2), ozono (O3), partículas menores de 10 micrómetros (PM10) y partículas menores de 2.5 micrómetros (PM2.5).

En entrevista con Astrolabio Diario Digital, Luis González Lozano, director de la organización Cambio de Ruta, explicó que las partículas PM2.5 son las que causan más estragos en el ser humano, ya que, debido a su tamaño, es imposible que las detenga nuestro aparato respiratorio y pueden depositarse en el torrente sanguíneo, afectando los pulmones y el corazón.

Según el Instituto de Ecología y Cambio Climático, las partículas PM2.5 se originan naturalmente de “las sales marinas, la erosión y resuspensión del suelo, incendios naturales, actividad volcánica y material biológico (fragmentos de plantas, microorganismos, polen, etc.)”.

Sin embargo, durante los incendios ocurridos en la Sierra de San Miguelito y ante la creciente nube de humo que se esparció por la zona metropolitana, la Segam nunca emitió recomendaciones ni información acerca de la partícula PM2.5, ya que ninguna de sus estaciones de monitoreo la miden; únicamente informó sobre de la partícula PM10, la cual sólo se mide en dos de las cuatro estaciones.

El pasado martes 11 de junio, la organización Cambio de Ruta publicó un comunicado en el que aseguraba que la Segam utilizó “estudios amañados y cuestionables, información discordante, datos vagos, información inexacta y decenas de oficios contradictorios, es decir con artimañas legales”, para que el Juzgado Primero de Distrito del Estado declarara que en SLP se mide de forma eficaz la calidad del aire.

“Su titular (Yvett Salazar) ha engañado al tribunal y ha engañado a muchas personas para asegurar que hay una buena medición cuando no la hay”, sostuvo.

Además, Luis González calificó de “engañosa” la información que diariamente comparte la Segam en su página de Facebook, con la que “informa” sobre la calidad del aire.

La Segam presenta una imagen en la se puede leer casi diariamente lo siguiente: “Se mantienen niveles por debajo de la norma en la concentración de contaminantes, incluido el material particulado (PM10: polvo, hollín)”.

En ninguna parte se especifica que la calidad del aire es buena, regular o mala. Únicamente dice que existen “niveles por debajo de la norma”. Una frase engañosa debido a que, de acuerdo con la NOM-025-SSA1-2014, el límite permitido para partículas PM10 es de 75 micras, entonces 74 sería un nivel por debajo de la norma, lo cual no significa que la calidad del aire sea buena.

“Este flayer es un flayer fraudulento, engañoso, y además la titular de Segam está cometiendo genocidio por omisión, porque no nos está diciendo que no mide PM2.5, entonces no nos puede asegurar que la calidad del aire es buena (…) quiere que tú supongas, que si está por debajo de la norma, está bueno”, manifestó el activista.

Las estaciones de monitoreo de calidad del aire se encuentran ubicadas en: Biblioteca, colonia Industrial Aviación; DIF, colonia Himno Nacional; Escuela primaria 1º de Mayo, colonia Azaleas, e Industriales Potosinos Asociados, colonia Tequisquiapan.

Únicamente las ubicadas en el DIF e Industriales Potosinos Asociados miden las partículas PM10, las segundas más dañinas después de las PM2.5.