Por Victoriano Martínez

Entre el 1 de octubre de 2015 y el 31 de diciembre de 2017, Ricardo Gallardo Juárez acumuló pliegos de observaciones por irregularidades en su administración municipal por 326 millones 424 mil 701 pesos y solicitudes de aclaración sobre otros 67 millones 706 mil 997 pesos, con las más atípicas auditorías practicadas a su gestión.

En los tres meses que estuvo a cargo del Ayuntamiento en 2015, de octubre a diciembre, Gallardo Juárez acumuló observaciones por 53 millones 553 mil 737 pesos. Una administración tan mala como las de sus antecesores.

Un arranque de trienio que difícilmente haría prever que, para la Cuenta Pública de 2016, primer año completo que estuvo Gallardo Juárez al frente del Ayuntamiento, la auditoría practicada a su administración arrojara lo inverosímil: cero pesos observados.

“El mejor alcalde del mundo”, en palabras de Enrique Flores Flores, el expositor de la ecuación corrupta en el video publicado el 12 de junio de 2017.

Para la Cuenta Pública 2017 de Gallardo Juárez, la Auditoría Superior del Estado generó pliegos de observaciones por 272 millones 870 mil 964 pesos y solicitudes de aclaración sobre 67 millones 706 mil 997 pesos. La aplicación de un total de 340 millones 577 mil 961 pesos bajo sospecha, a pesar de que sólo se auditó una muestra del 58 por ciento de los recursos que ejerció.

El pasado viernes se entregó la Cuenta Pública 2018, que la ASE revisará en los siguientes meses y de la que el periodo de enero a septiembre corresponde todavía al ejercicio de Gallardo Juárez.

Una Cuenta que llega, desde su aprobación en el Cabildo, con la sospecha del manejo irregular de más de mil millones de pesos en un anexo en el que se enumeran mil 843 observaciones por parte de la actual administración municipal.

Entre el 1 de octubre de 2015 y el 31 de diciembre de 2017, Gallardo Juárez presentó un total de 394 millones 131 mil 698 pesos, entre observaciones y aclaraciones, señalados como administrados de manera irregular antes de entrar al periodo de desahogo en el que puede justificar su aplicación.

Sobre la justificación de los primeros 53 millones 553 mil 737 pesos de los primeros tres meses de la administración gallardista y sobre las aclaraciones requeridas sobre su Cuenta 2017 aún se desconoce la información.

Sobre las observaciones a la Cuenta 2017, al cierre del periodo de desahogo, Astrolabio Diario Digital presenta hoy datos obtenidos extraoficialmente que muestran que Gallardo Juárez apenas logró justifica poco menos de 3 de cada 10 pesos bajo sospecha.

Más de 7 de cada 10 pesos (71.31 por ciento) son aplicación irregular de recursos que no logró justificar, es decir, que deberán ser turnados a distintas instancias para que se deslinden responsabilidades y se apliquen las sanciones que correspondan, desde administrativas hasta penales.

Se trata de 200 millones 118 mil 179 pesos de irregularidades de los 394 millones 131 mil 698 pesos, más los no aclarado sobre su primer trimestre como alcalde, sobre los que tendrán ya que deslindarse responsabilidades y sanciones.

También tendría que agregarse lo que la ASE debió observar sobre la Cuenta Pública 2016, altamente sospechosa de haber sido sometida a una limpieza superlativa, con tintes más de encubrimiento que de fiscalización. Sobre todo, cuando la Auditoría Superior de la Federación le hizo observaciones a ese ejercicio fiscal por 440 millones 809 mil 200 pesos.

Si a eso se añaden las observaciones federales a los ejercicios 2015, 2017 y 2018, así como los más de mil millones de pesos a que se refiere la actual administración municipal sobre los últimos 9 meses de Gallardo Juárez como alcalde, se tendría una idea más clara de lo que representó la gallardía en los últimos tres años en San Luis Potosí.

De igual manera, quedaría expuesto el nivel de encubrimiento en el que incurrirán las autoridades responsables de sancionar (ASE, Contraloría Interna Municipal y Fiscalía General del Estado) en caso de que Gallardo Juárez y sus colaboradores resulten impunes.