Jaime Nava

El diputado panista Jorge Luis Miranda Torres se negó a responder dudas a Astrolabio Diario Digital acerca de las facturas que él presentó ante la Junta de Coordinación Política (JUCOPO) del Congreso Estado para justificar la supuesta compra de refacciones para automóviles y cobijas que, en conjunto, suman una valor de 86 mil 977 pesos.

Las facturas, pese a haber sido realizadas en distintos establecimientos, cuentan con el mismo diseño y comparten  las mismas claves numéricas para indicar cuando un objeto no se encuentra registrado en el catálogo. En ambas, en el apartado “clave de producto o servicio” se lee: “01010101 – No existe en el catálogo”.

 

 

¿Diputado, podría responder unas preguntas?, se le inquirió al legislador suplente afuera de su oficina en la segunda planta del edificio “Presidente Juárez”, que se ubica en la calle de Vallejo. “No”, fue la respuesta que dio sin detener su paso alegando que llevaba prisa porque tenía programada una cita con el médico.

Así comenzó una breve e infructuosa persecución. “Diputado, diputado”, se dijo a Miranda Torres con la intención de que frenara su andar por un momento; sin embargo, el panista no se cansó de ofertar su espalda.

– ¿Cómo fue que se realizó esa compra de refacciones?, se le cuestionó.

-Pues cómo que cómo, ¿cómo la viste?-, respondió.

– ¿Quién fue a hacer la compra de las refacciones?, se le insistió.

-No recuerdo, ¿quién fue?-, dijo turnándole la pregunta a quien segundos después se convertiría en su chofer.

– ¿Conoce a la persona que aparece como solicitante de esas refacciones?

-Sin comentarios, hermano, sin comentarios.

– ¿Por qué no responde?

-(Silencio).

-Diputado, ¿las facturas son falsas?

-No.

– ¿No son falsas?

-No, hermano.

– ¿Por qué no se detiene a responder unas sencillas preguntas?

-Porque no me gusta el tono como preguntas, la forma como quieres sacar las cosas.

– ¿Por qué decidió darle ese apoyo?

-(Silencio).

– ¿Por qué presenta dos facturas por conceptos distintos que son de diseños iguales?

-Espera, espera, te puedo llegar a comentar algo: fíjate ahorita, ando ahorita bien malo, respondió llevándose el dedo índice cerca del ojo para intentar demostrar su mal estado de salud.

Lo anterior quedó registrado en dos videos que juntos apenas superan los dos minutos de duración. Por falta de espacio en la memoria, el video se interrumpió antes de que el panista subiera a su coche y se negara a responder otras preguntas; no obstante, Miranda Torres aseguró que todo se había hecho de manera correcta y conforme a la ley e incluso retó a que se comprobara con el dicho de los involucrados.

Sí es mi firma, pero el documento lo elaboró Miranda Torres: mecánico

Para amparar la compra, con recursos del Congreso, de “50 Kid (sic) de bujías, 50 Garrafas de Aceite, 50 Filtros de Aire, 50 Filtros de Gasolina y 20 G. de Anticongelante”, el diputado panista presentó una carta en la que, José Francisco Rico González, dueño de un taller mecánico pedía se le entregaran esos productos para “consolidar” su negocio, ser más “competitivo” y “ofrecer un mejor servicio a los clientes”.

Entrevistado por Astrolabio Diario Digital, Rico González, reconoció que la firma que aparece en el documento sí es la suya; no obstante, reveló que fue Miranda Torres quien le entregó la carta ya impresa porque, luego de una plática que tuvieron ambos, habían acordado ayudar a personas de bajos recursos.

“Me gusta ayudar a la gente, normalmente yo lo hago con mis amigos de la iniciativa privada, nunca había yo mezclado cosas de ese tipo y veo que ya se hizo un relajo con todo eso, con la buena intención ya veo que ahí está un problema, ya mis amigos me han estado hablando”, expresó el mecánico.

Detalló que él no recibió ninguno de los artículos que aparecen en la factura; sino que Miranda Torres habría sido el encargado de armar paquetes con los productos que, posteriormente, regalaron “a las orillas, por el periférico”; aunque, indicó que a él sólo le consta que se regalaron entre 10 y 15 kits.

– ¿Realizó reparaciones con esas refacciones?, se le preguntó.

“No, todo eso se donó y te voy a decir una cosa: eso ni siquiera me llegó; yo nada más le di seguimiento con ese señor Jorge, no me consta que haya regalado todo, pero sí di el seguimiento de que estuviera regalando paquetes con anticongelante, bujías y todo eso”.

– ¿A quién se los regalaba?

“Eso sí no sé, a la gente que íbamos encontrando. Fuimos a las orillas, por periférico y todo eso, obviamente donde veíamos carros. Fue una mala idea, después me di cuenta que fue una mala idea porque en lugar de donar comida, alimentos o juguetes, donas algo que la gente te lo pide, aunque no tenga carro, seguramente para venderlo.”

“Yo no meto las manos por nadie y menos por una persona que se dedica a la política […] no sé si me haya engañado o no, y si lo hizo qué mal”, comentó Rico González luego de reconocer que confió en el legislador porque es cliente de su taller desde hace varios años, por lo que consideró que le corresponde al panista aclarar si abusó de su confianza.

“Si se demuestra eso, la verdad qué lamentable, lo conozco desde chavo, traía aquí el carro de su papá y yo lo reparaba, de repente lo hacen diputado y, la verdad, no lo vi mal.”, dijo Rico González quien además se mostró preocupado por el daño que esta situación pudiera generarle a su buen nombre. “Lo que a mí me interesa es que no se afecte mi nombre, si es necesario voy y lo aclaro en la Contraloría o con quien sea.”, concluyó.