Por Victoriano Martínez

Decir que la inseguridad es el problema que más preocupa a los potosinos que habitan la capital del estado es ya algo que se da por sabido.

La sensación de inseguridad invade al 86.6 por ciento de quienes habitamos esta ciudad, de acuerdo con los resultados de la Encuesta Nacional de Seguridad Pública del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) del pasado mes de junio.

Tres meses antes, ese indicador se ubicaba en un 89.6 por ciento de la población que se sentía insegura.

La autoridad podría afirmar que se gana terreno porque el indicador bajó tres puntos en tres meses.

No obstante, es la tendencia a lo largo de los últimos 30 meses la que cuenta. La gráfica que acompaña esta Caja Negra describe una preocupante tendencia a la alza, a pesar de algunos periodos en que aparentemente el problema es percibido por un poco menos de la población.

A diferencia de hace 30 meses, en la actualidad es un 14.7 por ciento más de potosinos los que se sienten inseguros.

Vivir con miedo ya se ha vuelto parte de la condición de vivir en San Luis Potosí.

La encuesta la aplica el INEGI en 68 ciudades del país. Del Estado sólo lo hace en la capital.

En la encuesta, también se evalúa el desempeño de la autoridad. La administración de Ricardo Gallardo Juárez no sale bien librada.

La tendencia a considerar poco o nada efectivo al gobierno municipal también es a la alza.

Hace 30 meses el 71.6 por ciento consideró al ayuntamiento como poco o nada efectivo en el tema de inseguridad. En esta última medición el porcentaje había aumentado al 74.2 por ciento.

Tres de cada cuatro potosinos consideraron poco o nada efectivo al gobierno gallardista para darles seguridad. Un dato con relevancia para la reciente coyuntura electoral.

Más relevante porque en la evaluación de marzo pasado, cuando Gallardo Juárez solicitó licencia para postularse a la reelección, el 82.9 por ciento consideró su desempeño como poco o nada efectivo en materia de seguridad.

Si sólo uno de cada cuatro medio aceptaba el desempeño de Gallardo Juárez en un tema tan sensible como la seguridad, el INEGI aporta un elemento más para explicar el resultado del pasado 1 de julio.

Así de trascendente resulta que la ciudadanía perciba una mayor inseguridad y a un gobierno ineficaz para combatirla.

Comments

comments