Mauricio Ramírez Konishi.

Leticia Vaca

El legislador Mauricio Ramírez Konishi, líder de la bancada del PRI y secretario de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), aclaró que los desayunos para los diputados que asisten a la sesión de Pleno nunca fueron cancelados.

Explicó que el primer acuerdo fue una propuesta que se hizo al arranque de la legislatura, en el que la Jucopo aprobó cancelar el servicio de desayunos, el 8 de noviembre de 2018, sin embargo “después varios diputados consideraron que por sus agendas y por sus trayectos, ya que varios de ellos venían de su Distrito y llegaban aquí a San Luis, pedían que si se podía arrancar más tarde la sesión o poder contar con un refrigerio: un plato de fruta, yogurt, algo por el estilo; por parte de la Jucopo y en la Directiva no se vio que hubiera algún inconveniente continuar dando ese servicio”.

El segundo acuerdo fue tomado el 5 de junio de 2019, acta 38 de la Jucopo, sesión en la que se autorizó la cancelación del acuerdo número JCP/LXII/042/2018, que correspondía a la suspensión de desayunos.

En ese contexto, Ramírez Konishi reconoció que, en la práctica, los desayunos nunca fueron cancelados, “siempre se estuvo proveyendo de ese servicio (…) en todas las sesiones siguió habiendo ese desayuno”.

Reprochó que se cuestione ese asunto puesto que, aseguró, hay temas más relevantes y al tratarse de algo que no va más allá de un plato de yogurt o unos tacos sudados, no se debería dar tanta importancia: “no es un desayuno con platos, cubiertos y copas, no es así. Habemos algunos que vivimos aquí en la capital y podemos desayunar en casa, pero hay otros que pidieron poder tener algún refrigerio y no se vio que fuera problema”, insistió el líder de la bancada priista.

No obstante, aseguró desconocer de dónde se erogó el recursos para el gasto de desayunos, puesto que el acuerdo de la Jucopo fue cancelar el servicio, empero puntualizó que hay mecanismos para solventar esas situaciones.