Victoriano Martínez

Los diputados de la LXII Legislatura evitaron la publicación del desglose de sus ingresos porque saben que no se ajustan a los límites establecidos para las remuneraciones para los servidores públicos, advirtió Eduardo Martínez Benavente.

Explicó que aunque la iniciativa del Presupuesto de Egresos para el ejercicio fiscal de 2019 que envió el gobernador Juan Manuel Carreras López aparece publicada en la Gaceta Parlamentaria del Poder Legislativo del 29 de noviembre de 2018, no incluyeron los anexos con el desglose de las remuneraciones que recibirán los 27 integrantes del Poder Legislativo.

“Esta omisión no persigue otro objetivo que ocultar el monto real y los diferentes conceptos de los ingresos que recibirán los legisladores para el próximo año”, consideró Martínez Benavente.

El ex legislador local explicó que conforme a la ley, las remuneraciones deberán expresarse en forma detallada e indicar el destino de cada una de las partidas asignadas, además de que deben tener la máxima publicidad.

“Ninguna remuneración será superior al monto máximo autorizado en el presupuesto estatal para la remuneración del gobernador del Estado, y la remuneración de éste, a su vez, no será mayor que la asignada al Presidente de la República, que para el ejercicio fiscal de próximo año, se le ha autorizado un monto de 108 mil pesos mensuales.

“Esto es 1 millón 296 mil pesos anuales, en el que están incluidos los ingresos por conceptos dietas o salarios, aguinaldo, gratificaciones, bonos, estímulos, comisiones y cualquier otra percepción, con excepción de los apoyos y gastos sujetos a comprobación que sean propios del desarrollo del trabajo, como podría ser un asesor o una computadora y los gastos de viaje de actividades oficiales. Nada más”, advirtió.

Estimó que es muy probable que los ingresos que se van a autorizar los diputados locales para el 2019 sean iguales a los que recibieron en el 2018, que según cálculos realistas suman más de 3 millones de pesos anuales en numerario y en especie por concepto de dietas, tres meses de aguinaldo, dos fondos de ahorro que suman unos 50 mil pesos mensuales, uno que les retiene el Congreso del Estado de su sueldo y otro que les va acumulando para que lo retiren cuando lo soliciten, prima de vacaciones, gastos médicos y medicinas, seguros para gastos médicos mayores, apoyo legislativo, vales de gasolina, estacionamiento, apoyos para asesores, entre otros.

Comentó que cada uno de los integrantes de la  JUCOPO recibe un bono mensual que se calcula en 40 mil pesos y el presidente de este organismo y  el de la mesa directiva, diputados Edson Quintanar y Sonia Mendoza, se embolsan además otros 20 mil pesos para gastos de representación.

“El sueldo bruto, sólo el sueldo, reportado para el mes de octubre de 2018 fue de 162 mil 816 pesos mensuales por diputado”, indicó.

Mencionó que la falta de transparencia de los diputados es tal, que en la página de transparencia del Congreso del Estado no publican la lista de cheques de expedidos con dos meses de retraso, cuando deberían publicarse todos los días.

Mencionó que las remuneraciones al personal de carácter permanente, diputados y altos funcionarios administrativos, se les asignó en el 2018, una partida presupuestal de 105 millones de pesos, lo que no queda claro si podría repetirse por la opacidad de los diputados.

“Cualquier servidor público que reciba remuneraciones por encima de las que va a recibir el Presidente de la República es sujeto de responsabilidades administrativas y hasta penales que cualquier ciudadano puede denunciar, independientemente de los organismos fiscalizadores”, advirtió.

Crece corrupción en SLP pero solo se presenta una queja por cada cien servidores públicos: INEGI

Comments

comments