Eduardo Delgado

Este lunes en su cuenta de Facebook, Ana Neumann publicó un texto acerca de la cancelación “abrupta” del programa “Antología” en Radio Universidad, emitido por última vez el pasado 10 de abril después de más de 19 años de transmisiones y en respuesta al comentario de Liliana Galván Espinosa, cuyo programa “DB Radio” también fue eliminado, explicó: “Mi salida se debe, precisamente, porque no acepté, ni aceptaré, las 29 condiciones que se me imponían”.

“Antología”, precisó su productora, fue sacado del aire luego de 19 años dos meses y nueve días de emisiones, precedidas de otros nueve años de transmisiones, “con otro nombre, por el 96.9 de FM, entonces Globo Stereo”.

“Hoy vivo también el mismo sentimiento porque igual el programa que conduzco DB Radio, se canceló. Aunque a mí me sugieren que es temporal hasta que no presente una planeación como la quiere la directora”, refirió Liliana Galván en alusión a Ana Isabel Méndez Ortiz.

Tras lo expuesto por Ana Neumann, Liliana Galván añadió: “Te entiendo. Yo no puedo aceptar todas las disposiciones… pero el programa es de un departamento de la Universidad por lo que inconforme, me tengo que alinear. Y aún así, sostengo que esto no se vale, pues nos creemos intocables…”.

De inicio, en escrito dirigido a sus radioescuchas y público en general, Ana Neumann planteó: “Me dirijo a ustedes en respuesta a su interés y preocupación por la abrupta terminación de la trasmisión de ANTOLOGÍA”.

Programa, describió, donde compartía “dignidad, historias, principalmente locales, potosinas, aunque extendiéndose al ámbito universal”. Era “una ventana a la historia de nuestra ciudad, de nuestro Estado, San Luis Potosí, dándoles presencia y voz a los potosinos”, subrayó.

“Por más de 28 años, los que viví creyendo que serían para siempre, dentro de la ética, que implica respeto para mí, para los demás, dentro y fuera del quehacer y decir… y que recibía lo mismo. ¡Cuán equivocada estaba!”, abundó.

Aludió también a la actitud autoritaria: “El fascismo, cáncer del mundo, aniquila todo y a todos; anula la libertad, humilla, acosa, amenaza, condiciona sin argumentos, destruye el patrimonio moral, físico, cultural, emocional y de memoria; pone rejas y grilletes a lo sublime, al afán, al derecho, a la superación, al respeto propio y hacia los demás. ¡Es inaceptable!”.

Por ello, acotó, “es que no estoy más en Radio Universidad; y lamentablemente no soy la única, somos muchos los que vivimos una realidad irracional, aberrante”.

Radio Universidad, señaló, fue fundada gracias al esfuerzo de muchos “idealistas” y sin fines comerciales, más que ofrecer “el deleite de la buena música y la noble palabra”, así como sacar del “ostracismo a la población para transportarla a mundos maravillosos e incluyentes que abarcaran desde el niño hasta el anciano”.

“¿Dónde quedaron esos ideales?”, cuestionó.

Resumidos, se reproducen algunos comentarios.

El periodista recién galardonado en el certamen estatal de periodismo, Miguel Ángel Mora Martínez, añadió interrogante y respuesta a su comentario acerca de la cancelación: “¿Qué torcida mentalidad ha decidido acabarlo? Dicen por allí que es una mentalidad “más poderosa” que el mismo Rector de la Universidad”.

Ricardo Lechuga: “He platicado personalmente con personal que labora en la radiodifusora y manifiestan su desconcierto ante las medidas de suprimir programas sin ninguna justificación válida. Qué pena que el rector de la Universidad haga oídos sordos ante tan evidente calamidad”, agregó.

Javier Garcia Serna: “No entiendo el porqué han tomado tan absurda decisión. Es verdaderamente inaceptable y muy lamentable”.

Sara Ortega: “Qué lástima que aún haya gente obtusa y en lugares en donde pueden hacer daño”.

Irma Cecilia Ochoa Cruz: “Con mucha pena leo su misiva. Quiero que sepa que mi abuelita era su fan y oía sin falta su programa mientras hacía la comida (como que era parte del sazón). Ella tenía un periquito de amor, Maclovio, que siempre bailaba al escuchar la apertura de su programa… Gracias por uno de los recuerdos más bonitos de mi infancia. No sé qué vaya a ocurrir mañana, pero gracias por ser la amiga y cómplice de muchas personas a lo largo de los años. Por hacer de la cultura y el arte algo hermoso y digerible para todo público. Qué gran pérdida para Radio Universidad, para la UASLP y para los Potosinos”.

Tere Derbez: “Es una verdadera aberración y tragedia”.

Arturo Cipriano Izquierdo Sánchez: “Avergonzado de mi Universidad, coño, carajo”.

Héctor Ildefonso Rodríguez Palomares: “Que pena que sigan destruyendo uno de los últimos bastiones culturales de la Uaslp”.

Manuel Ortiz Lorandi: “Lamentamos te hayan tratado de esa infame forma por parte de las actuales autoridades del ámbito cultural de la UASLP”.

Luis López Palau (primer presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos en el Estado): “¿Qué pasa con la UASLP?”

Cecilia Guinea: “Que triste que día a día, la mierda nos alcanza”.