Antonio González Vázquez

Ricardo Gallardo Juárez guarda silencio sobre la deuda que por mil 250 millones de pesos se heredó al gobierno municipal que por la mañana reveló el alcalde Xavier Nava Palacios. En sustitución del ex edil, el Comité Ejecutivo Estatal del Partido de la Revolución Democrática emitió un par de comunicados de prensa, uno a cargo de la dirigencia estatal y otro, de los regidores del partido del sol azteca.

El posicionamiento en defensa de Gallardo Juárez, apela a responsabilidad a las administraciones del PRI y PAN, de manera especial, Mario García y Jorge Lozano.

El PRD lamenta que el alcalde Xavier Nava quiera “verle la cara a los potosinos” con datos manipulados e información tendenciosa, a fin de preparar el terreno para conseguir un financiamiento fácil, que, sin embargo, “sería muy perjudicial a largo plazo para los ciudadanos”.

Y agrega que “Nava Palacios tampoco tiene calidad moral para solicitar ningún nuevo endeudamiento para los capitalinos cuando “ni siquiera ha presentado un plan de austeridad para el Ayuntamiento y, por el contrario, se aferra a su cuantioso sueldo, dejando en claro que no llegó a servir, sino a servirse”.

Expone también que “tenemos el propósito de ser una oposición responsable, y por eso le hacemos un llamado al alcalde para que renuncie a sus pretensiones de más deuda, y que presente cuanto antes un plan de austeridad para todo el municipio, antes que recurrir a dinero prestado, que en realidad solo es síntoma de su incompetencia”.

Agrega que “si Nava hablara con la verdad respecto a la deuda que se le heredó, lo primero que debió hacer es separar e informar a qué ex presidentes municipales corresponde la deuda que tiene hoy el Ayuntamiento”.

“Da la impresión que es un alcalde sin brújula, extraviado, que no sabe analizar cifras ni estados financieros, o que bien de manera perversa las interpreta a su conveniencia, y para así intentar crear las condiciones de hacer lo que hicieron panistas y priístas, de volver al barril sin fondo que es endeudar al municipio”.

Completa que “por ejemplo, respecto a proveedores: De la deuda de 460MDP, solo el 20 por ciento es de la administración 2015-2018, y el 80 corresponde a las anteriores gestiones municipales”.

Respecto a bancos, indicó que la deuda que se menciona de 450 MDP no fue generada por Gallardo Juárez, y que, por el contrario, se cumplió de manera cabal con los plazos fijados para el pago de la misma. “Como debemos recordar esa deuda se reestructuró por el entonces presidente Mario García Valdez”.

Mientras tanto, el comunicado de los regidores Antonio Salas y Ana Pineda, concluye que la información ofrecida por el alcalde Nava es falsa.

“Vemos que interpreta de manera incorrecta los estados financieros, que no está preparado ni sus principales colaboradores para analizar las cifras, su origen y evolución, en lugar de proceder de manera técnica e imparcial, se imponen lecturas políticas sesgadas y se hace a un lado un verdadero ejercicio de revisión de las finanzas municipales”.

“Sobre las deudas con proveedores que se estimó en 460 millones es preciso aclarar que únicamente el 20 por ciento de ese monto corresponde a la administración 2015-2018, esto debido al correcto apego de los presupuestos de egresos; y el 80 por ciento que proviene de otras administraciones refleja que el manejo no fue el adecuado”.

En lo referente a la deuda pública, se le adjudican al gobierno anterior  450 millones de pesos, “cuando es público y notorio que la administración 2015-2018 no contrató esa y ninguna otra deuda, y tampoco no aumentó ese rubro sino que se hizo todo lo contrario y se cumplió cabalmente con los plazos fijados para el pago de los créditos de gobiernos municipales pasados”.

Y concluyen que:

En el tema de obras públicas, se menciona la cifra de 120 millones de pesos, de los cuales, aclaró Antonio Salas, el recurso con el que se ejerció dicho rubro se encuentra etiquetado en los fondos de Fortalecimiento Municipal e Infraestructura Municipal,  y que no todo este rubro corresponde a la administración 2015–2018, a éste corresponde solo un aproximando de 40 por ciento, y los pagos se realizan en base a estimaciones.

Referente al pago de ISR, el trabajador de nómina tiene la prestación contractual de que se le retiene el impuesto y se le vuelve a regresar por un beneficio que se tiene, en ese sentido el trabajador no es afectado por esa situación, en el pago de ISR se tiene pendiente la devolución por parte de la SHCP, derivado de artículo 3B de la Ley de Coordinación Fiscal, por lo que con el recurso que se obtenga, se podrá hacer frente a esta obligación. 

Te puede interesar:

Comments

comments