Antonio González Vázquez

Radio Universidad está en los últimos lugares de audiencia entre las estaciones de San Luis Potosí; ocupa la posición 17 de 22 radiodifusoras, admitió Ana Isabel Méndez Ortiz, directora del Departamento de Radio y Televisión de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí.

En términos de rating, 88.5 FM indicó que, “aunque se han realizado algunos ‘cambios moderados’ desde que yo llegue hace dos años, hemos escalado dos puntos en el mercado”.

Evidentemente, indicó, no competimos con las estaciones comerciales, pero con las que tenemos alguna semejanza estamos a la par.

Recordó que “en la última consulta que hicimos nos encontrábamos en el lugar 17 de 22, pero cuando llegue estaba en el 19, aunque corresponden al cierre del año pasado, habría que checar las nuevas mediciones de audiencias”.

Méndez Ortiz aseguró que, pese a lo anterior,“vamos bien y estamos trabajando, el movimiento favorable en la tabla no responde necesariamente a los cambios estructurales puesto que no se había impactado la estación, sólo se habían hecho modificaciones pequeñas”.

Precisó que la estructuración importante de la estación se está haciendo, “aun no hemos terminado, pues mientras más nos adentramos en el terreno de los contenidos el escenario crece y crece”.

Explicó que se están recibiendo muchas propuestas para nuevos programas, en cuyo caso, a diferencia de cómo se hacía antes, que a todas las propuestas se les decía pásele, ahora se están revisando con rigor en aras de que se trate de propuestas bien equilibradas y vayan más allá de lo convencional.

Reconoció que es un reto lograr que crezca la audiencia de la radio universitaria, pues hasta hace unos años no se logró caminar al mismo paso de la tecnología, además de que se tenía un modelo de radio para adultos y ahora se intenta atraer a los jóvenes y espacialmente a los propios universitarios.

Aunque Radio Universidad FM nació como una radio juvenil, al pasar el tiempo dejó de serlo, porque para ello es necesario renovar la programación, no necesariamente sacando del aire programas sino reubicándolos en mejores horarios.

¿El bajo rating no obedecería a que la estación se dedica a hacer apología de la propia universidad y notoriamente del rector?

“Creo que como radio universitaria y como medio de comunicación tenemos que abrirnos, pues si bien se difunde el quehacer de la Universidad, tendríamos que propiciar un espacio de información, reflexión para formar audiencias críticas”.

¿Sí se necesita una Radio Universidad más crítica con la propia Universidad?

Pues en la medida y margen del marco que nos da la ley, el respeto a nuestro código de ética, el respeto a los estatutos universitarios, el respeto a la propia ley de telecomunicaciones y radiodifusión, dijo.