Daniela Bravo

Desde hace casi tres años, mismo tiempo que lleva la administración del gobernador, Juan Manuel Carreras López y el presidente municipal ahora candidato a la reelección, Ricardo Gallardo Juárez, en San Luis Potosí se respira inseguridad.

Hasta abril del año pasado habían ocurrido 12 mil 400 delitos, de los cuales 3 mil 840 fueron robos y 229 homicidios, al comparar hasta abril de este año encontramos que se han cometido un total de 11 mil 144 delitos, mil 381 tentaron contra la vida y 4 mil 222 fueron robos. ¿Y se está haciendo algo al respecto? Si le preguntamos a algunos de nuestros representantes dirán: “los delitos han disminuido a comparación del año pasado”.

Darle énfasis al homicidio y robos es porque en ocasiones un simple asalto termina en homicidio y es que todos estamos expuestos a un asalto ya que se puede sufrir en cualquier lugar, desde el momento que sales de tu casa, esperando el transporte urbano y en el mismo transporte urbano, esperando la luz verde en el semáforo, en la tarde noche al regresar de la jornada laboral caminando por las oscuras calles de la ciudad, o incluso en el mismo trabajo.

Los trabajos donde hay más vulnerabilidad a sufrir asaltos son las tiendas de abarrotes, las tiendas de cadena comercial, negocios propios y hasta ambulantes, aquellos donde el manejo del dinero se hace en la misma tienda. Hay tiendas como las de cadena comercial que aseguran su patrimonio, sin embargo, el de los empleados queda expuesto quienes en ocasiones pierden sus pertenencias personales, tiendas populares en las colonias que son negocios propios llegan a perder toda la venta del día y también mercancía.

Es frustrante estar haciendo tu corte del día, pensando en llegar por fin a casa a descansar y de pronto escuchar el estruendo de la puerta, ver entrar a un sujeto, (en ocasiones algunos) vestido de negro con el rostro cubierto, gorra y por supuesto arma en mano. Te apuntan. Si no te opones es rápido solo, te dice “abre la caja”, se lleva lo que hay y si le da la gana se lleva mercancía, sale como si nada hubiese pasado. Hay veces cuando son dos o más, te agreden, te jalan, te tiran al suelo y te apuntan mientras los otros hacen lo que ya planearon. Posterior a esto vienen sensaciones de impotencia, miedo e ira; tirado en el suelo rogando vivir; a partir de que salen, agradeces lograr vivir porque le prometiste a tus padres y seres queridos que se verían en la noche.Te das cuenta que se han llevado tu teléfono y te da coraje porque para conseguirlo doblaste turnos o sacrificaste algunos gastos.

San Luis Potosí ya no es una ciudad segura, ¿qué lugar de México lo es, que lugar del mundo lo es? Vivimos en tiempos de fractura y la sociedad actúa con acciones cada vez más enfermas.
El potosino no le importa a Carreras, le importó hace tiempo cuando lo necesitaba, el potosino importa solo en tiempos de hambre y sed de poder; cuando necesitan votos, cuando hay denigración tanto para los votantes como para los candidatos. Te denigran a ti ciudadano llevándote, despensas, agua, sombrillas azules y blancas, colgando lonas en tu domicilio y dando camisas baratas, basura  como trípticos de color amarillo, azul, tricolor y rojos donde te invitan al cambio, pero te desinforman y mienten sin escrúpulos.
Ellos se denigran metiéndose en colonias de mala fama, aterrando sus zapatos costosos en las que aún no están pavimentadas, diciendo ridiculeces y prometiendo aljibes, cerrar más baches, otorgar servicios funerarios. ¿Será que eso de los servicios funerarios será otorgado porque el municipio seguirá de la misma manera?

NO PUEDEN PONER ALTO A LA VIOLENCIA Y EL PLAN B ES QUE EL CIUDADANO NO SE FRUSTRE POR QUE GRACIAS A ESTA PROPUESTA TENDRA LUGAR EN EL PANTEÓN, O, ¿ES UNA BURLA PORQUE ESTAMOS TAN JODIDOS QUE NO TENEMOS EN QUE CAERNOS MUERTOS?

Comments

comments