Astrolabio

0c7b12ce9a92590a0646fd0552ee9bf6

 

Ciudad de México (26 de febrero de 2016).- De acuerdo a reportes del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) la pobreza laboral vinculada a salarios disminuyó en 1.97% con respecto a 2014. Esta baja es la mayor desde 2007, en que la pobreza se redujo en 3.32%. A pesar de ello, 42% de la población no puede acceder a la canasta básica.

Según especialistas, esta disminución en la pobreza laboral es debido a que en el año pasado, el poder adquisitivo de los salarios tuvo una ligera recuperación. Aunado a ello hubo más personas que laboraron en la informalidad, lo que pudo aportarles ingresos extra.

La pobreza laboral se refiere a aquellas personas que a pesar de tener un trabajo, no cuentan con ingresos suficientes para solventar sus gastos mínimos. El ingreso laboral per cápita al cierre de 2015 fue de mil 661.74 pesos mensuales, mientras que la canasta básica costó 1 537.45 pesos al mes.

La población que no puede acceder a una canasta alimentaria con su salario se redujo moderadamente con la reducción de la pobreza laboral. La cifra de 42% representa una reducción de la proporción pues en 2014 esta era de 42.9%. Sin embargo, este nivel es más alto que en el 2010, cuando 40% de la población no accedía a solventar sus necesidades básicas con su ingreso.

Los estados que reportaron los mayores avances en cuanto al índice de pobreza al cuarto trimestre de 2015 fueron Morelos, tabasco, Colima, el Estado de México y Guerrero. Por otro lado, Baja California Sur, Querétaro, Durango, Quintana Roo y Chihuahua reportaron los mayores decrementos en el periodo.

Las zonas rurales son las mas afectadas puesto que el mientras que el 37.7% de las personas que habitan en áreas urbanas no pueden comprar la canasta básica en las zonas rurales el número asciende a 54.92%. El porcentaje en las zonas urbanas es similar al del 2014, pero en las zonas rurales este tuvo una disminución de tres por ciento respecto a ese año.

En tanto, Hacienda destina más dinero al pago de deuda que a los pobres.

El año pasado el gobierno federal destinó 407 mil 894 millones de pesos a los gastos del pago de la deuda pública. A las 11 secretarías y tres ramos generales que se dedican al combate a la pobreza en el país se le destinaron 382 mil 935 millones de pesos.

El costo del pago de las obligaciones financieras fue el más alto desde 2009. El sector financiero y los inversionistas, nacionales y extranjeros, acreedores de la deuda pública se llevaron 8.3% del gasto total del 2015. Ese monte es casi 1% superior al monto destinado a mejorar las condiciones de los 55 millones de mexicanos que viven en pobreza.

De acuerdo a la Secretaría de Hacienda, el presupuesto para apoyo de personas en pobreza presentó un ajuste a la baja respecto a lo aprobado por el Congreso en 2015.

Fuente: NW Noticias.

Leave a Reply

A+