Astrolabio

giphy-3

 

Ciudad de México (02 de marzo de 2016).- El dolor en los músculos después de hacer ejercicio puede hacer que te sientas bien y orgulloso porque sabes que hiciste algo productivo y saludable y llevaste a cabo el ejercicio como deberías. Pero no todo el dolor es indicativo de progreso, a veces en vez de seguir adelante, hay que detenerse un poquito.

Es importante dejar que tu cuerpo se recupere entre sesiones de ejercicio. Te sentirás tentado de aguantar y perdurar, pero esto puede ser peligroso si tus músculos te están diciendo que tienes que bajarle.

Si tus músculos cansados no tienen el tiempo suficiente para recuperarse, se vuelven más susceptibles para tener lesiones severas. ¿Entonces cómo sabes cuando tus músculos te están pidiendo un descanso y no sólo están adoloridos por el progreso?

1.- Cuando sales de la cama quieres llorar.

Todos conocemos esa sensación, pero si estas pasando un mal rato en las mañanas o te cuesta trabajo sentarte o ponerte de pie el día después del ejercicio, esta es una clara señal de que necesita más tiempo tu cuerpo para recuperarse.

2.- Es difícil subir las escaleras.

Si te esta costando demasiado trabajo subir las escaleras por tus músculos adoloridos, tu cuerpo te esta diciendo que esta bien que pases unos días fuera del gimnasio. Puedes salir a caminar o subirte a una caminadora elíptica si aún quieres hacer algo físico con tu cuerpo, nadar o andar en la bicicleta también son buena opción hasta que tus músculos ya no duelan tanto.

3.- Necesitas un analgésico para seguir adelante.

Es importante no mitigar el dolor muscular con pastillas antes de empezar con el ejercicio. Si te duele es porque tu cuerpo intenta decirte algo.

4.- Tus músculos no se sienten mejor con el movimiento.

Claro, cuando te despiertas por las mañanas puedes sentirte tieso y adolorido después de un día intenso en el gimnasio, pero si no se siente mejor tu cuerpo después de moverte un rato, hoy no deberías de seguir con el ejercicio.

5.- Te sigue doliendo días después.

Como sabrás, no siempre te duelen inmediatamente los músculos después de un duro entrenamiento, normalmente puede tardar de entre 24 a 48 horas. Pero si después de tres o cuatro días el dolor no ha disminuido, quizá te excediste demasiado y una visita con el doctor sería buena idea para procurar que no te hayas hecho daño.

6.- Sientes dolor agudo en un punto específico.

Mientras que el dolor general no es nada de que preocuparse, si sientes un fuerte dolor o sientes una fatiga excesiva en un grupo de músculos en particular, tu cuerpo intenta decirte que no ejercites esos músculos o que podrías tener alguna lesión.

7.- Tu orina es oscura y tus músculos están inflamados.

Ve a ver a tu doctor inmediatamente. Esto podría ser señal de rabdomiolisis, una condición rara pero puede poner tu vida en peligro si no lo tratas de inmediato. Es causado por el cuerpo descomponiendo los músculos y liberando miglobina en la sangre, que puede causar daño en el riñón. Es poco común, pero se ha encontrado en personas que hacen entrenamiento muy intenso como el CrossFit.

 

Leave a Reply

A+