Angélica Campillo

Activistas criticaron que la Universidad Autónoma de San Luis Potosí (UASLP) invitó a Ramsis Ghazzaoui, “magistrado del Tribunal Supremo de Justicia Legítima de Venezuela”, a impartir una conferencia en la Facultad de Derecho, en donde, advirtieron, tratará temas de propaganda política conservadora, no académicos.

Los inconformes refirieron que este miércoles, a las seis de la tarde en la Facultad de Derecho de la UASLP, este personaje presentará la conferencia Constitución, Regulación y Derechos Humanos: violaciones en el orden latinoamericano, pero, remarcaron, esto viola varias normas internacionales debido a la postura que México tiene respecto a la situación en la que se encuentra Venezuela: “lo reconocemos como una especie de plan para introducir ideologías de derecha, conservadora e inclusive fascista en la Universidad. Podemos remontarnos al caso de Brasil, donde a partir de introducir a ciertos personajes e ideologías se empieza a articular un movimiento que lleva al presidente Lula da Silva a la cárcel”, destacaron.

Señalaron que, ante ello, llevarán a cabo una pequeña manifestación en la Facultad de Derecho, ya que incluso este magistrado manifiesta posturas de intervención militar en Venezuela, lo cual les parece preocupante para los derechos humanos, y sobre todo atenta contra los valores de la Universidad.

Además, dijeron ser ciudadanos interesados en la democracia, ya que a fin de cuentas la UASLP es una institución pública y el problema es que tanto el rector, Manuel Fermín Villa Rubio, como el director de la Facultad de Derecho, José Abraham Olivia Muñoz, están yendo más allá de sus funciones, porque en su propaganda oficial están reconociéndolo como magistrado: “la Universidad lo invitó, como institución pública, y sabemos también que pianistas lo están organizando… Aquí la situación es que están trayendo a un sujeto golpista, que atentó contra el estado de derecho de la República Bolivariana de Venezuela, que tiene una orden de aprehensión, que viene a hablar, no de un tema propiamente académico, va a venir a hablar de propaganda anticomunista, antisocialista, antichavista, cuando el espacio de la Universidad debe, sí ser un espacio de libre expresión, pero sobre temas académicos, no de temas de propaganda”.

Hicieron énfasis en que esta persona, que ni siquiera es funcionario, además de estar exiliado de Venezuela, llamó a desestabilizar el orden constitucional de dicho país.

De igual forma, los activistas dieron a conocer que presentaron un oficio dirigido al rector y al director de la Facultad de Derecho, en el que exponen su inconformidad y solicitan que tomen en cuenta el artículo 89, fracción décima, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, que estipula la no intervención y reconocimiento de la determinación de los pueblos en cualquier parte del mundo, porque “en este caso, ellos al darle reconocimiento como magistrado legítimo, ya están violentando en cierta forma el marco jurídico del Estado mexicano y están yendo contra la política exterior del Estado mexicano… No deberían manejarlo en esos términos”.

 Finalmente, adelantaron que presentarán una copia del documento a la Secretaría de Relaciones Exteriores de San Luis Potosí para que estén enterados de lo que hizo la UASLP.

Entre los quejosos que firmaron el oficio están Óscar David Reyes Medrano, Aarón Obregón Hernández y Luis Alberto Suárez Castillo.