José Mejía Lira, contralor interno del Ayuntamiento de San Luis Potosí / Foto de archivo

Xochiquetzal Rangel

El contralor interno del Ayuntamiento de la capital, José Mejía Lira, indicó que la investigación y resolución por el desvío de 13 millones 881 mil 278. 31 pesos por presuntos actos anticipados de campaña que habría cometido Ricardo Gallardo Juárez durante su mandato, fue resuelto por la administración anterior bajo el concepto de que no había falta, pese a que el Ceepac había considerado que ameritaba una sanción administrativa elevada y la remisión del caso a la Fiscalía General del Estado.

“Ese caso se cerró en la administración anterior. Entiendo que lo cerraron diciendo que no había nada que hacer”, ahondó el funcionario municipal.

Explicó que el caso no se podría atraer por la actual administración porque no fue un asunto que les hayan delegado, como los 140 procesos administrativos que sí quedaron pendientes, así como que no está contemplado en las mil 843 irregularidades que detectaron del proceso de entrega recepción que se llevó acabo el año pasado.

“No lo podemos hacer (retomarlo); acuérdense que lo que se juzga ya no lo puedo revivir; si a usted la acusan de algo y los jueces dicen que es usted inocente ya no lo puedo revivir aunque esté convencido de que está mal”, agregó.

Por último, indicó que el único mecanismo para que la Contraloría Interna pudiera atraer el caso y sancionarlo, sería que, si derivó de una queja, quien la emitió manifestara la inconformidad y de ahí se podría volver a analizar, aunque en el caso de que no, la actual administración no tendría competencia.