Angélica Campillo

Este jueves 12 de marzo, alumnas de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí (UASLP) zona poniente colocaron un tendero de denuncias de acoso sexual por parte de compañeros y profesores, con el que “pedimos justicia y que se atiendan nuestras denuncias”.

Las integrantes de un colectivo de alumnas comentaron que participaron en la actividad estudiantes de las facultades de Ciencias Químicas, Enfermería, Ingeniería y el Hábitat debido al hartazgo por el acoso sexual sufrido tanto por parte de sus compañeros como de profesores.

Las alumnas de la zona universitaria poniente manifestaron que se atrevieron a evidenciar el acoso del que han sido víctimas luego del tendedero que sus compañeras de otras facultades colocaron a las afueras del Edificio Central de la UASLP, pues se dieron cuenta de que fue una buena medida para ser escuchadas y que las autoridades sepan que existe un problema, que lo atiendan y que guíen a las denunciantes.

En este sentido, solicitaron a las autoridades universitarias que atiendan sus demandas y se hagan ajustes a los protocolos existentes, ya que hasta el momento no han funcionado como deberían, ya que no se les da seguimiento a los casos ni se les notifica a las víctimas sobre el estatus de sus denuncias.

Asimismo, indicaron que se necesita que el protocolo se difunda entre la comunidad estudiantil, así como entre los docentes y personal administrativo de la Universidad: “esperamos modificaciones en el protocolo, esperamos que realmente se atienda a las alumnas y sobre todo que haya difusión porque hasta hace tiempo ni nosotras sabíamos del protocolo. Ni siquiera el director de la Facultad del Hábitat sabía que existía un protocolo y cómo se llevaba a cabo”, destacaron.

Consideraron difícil que alguien que ha sufrido acoso tome valentía y quiera denunciar, por lo que “con esto sentimos que les damos cierto apoyo y que se vea que no estás sola. Muchas han sido acosadas y no te tienes por qué quedarte callada”.

Invitaron a sus compañeras, a compañeros hombres e incluso a las maestras que no participaron en esta actividad, a que se atrevan a evidenciar los casos de acoso sexual que han sufrido.

Cabe destacar que las denuncias escritas en hojas verdes correspondían a las alumnas de la Facultad de Ciencias Químicas; en hojas azules, de la Facultad del

Hábitat; las naranjas, de la Facultad de Ingeniería, mientras que las blancas correspondían a las alumnas de la Facultad de Enfermería.