Abelardo Medellín

El presidente Andrés Manuel López Obrador “puso en riesgo a las personas” que asistieron a verlo en su visita a Soledad de Graciano Sánchez y Moctezuma, criticó el vicepresidente de la Comisión de Salud y Asistencia Social del Congreso del Estado, Ricardo Villarreal Loo.

Además, el legislador apuntó que la irresponsabilidad del presidente al visitar el estado va más allá de que haya dado positivo a coronavirus o no, pues “aunque no hubiera resultado contagiado o no se hubiera hecho público, es una irresponsabilidad”.

Asimismo, consideró que es de llamar la atención que “a estas alturas no esté vacunado el señor presidente, resulta extraño que no hay recibido la dosis”.

“Por otra parte, tenemos la irresponsabilidad en cómo se ha conducido este gobierno […] todos vimos las imágenes, al gobernador y las personas que acompañaron a la comitiva en los recorridos usaban por lo menos el cubrebocas, y el presidente, tan tranquilo y campechano como siempre, pues saltándose las normas que un día nos dice su subsecretario de Salud que las sigamos y luego dicen que no, que no aplica”, opinó.

El legislador panista aseguró que, dados los tiempos que se conocen actualmente de incubación de virus en el organismo, es muy probable que el presidente López Obrador ya estuviera contagiado antes de llegar a tierras potosinas.

Calificó de negligente la manera particular en que el presidente Andrés Manuel López Obrador organiza sus visitas al estado sin respetar la sana distancia o protocolos sanitarios contra el COVID-19, sobre todo porque el primer mandatario de la nación debería ser “un ejemplo” para la ciudadanía en vista de que aún hay muchos mexicanos que lo siguen.

“A pesar de que ya va en franja de caída, todavía hay gente que cree en él y este tipo de mensajes contradictorios desde el principio de la pandemia y lo ves en tu estado y ves que se comporta así […] pues por supuesto que caes en ella, los resultados están ahí”, sostuvo.

No obstante dijo dudar que esta nueva situación que padece López Obrador vaya a influenciarlo para cambiar su estilo de hacer política: “no creo que vaya a cambiar, pero que lo vea la gente, la gente será quien decida, ahí vienen las elecciones, elecciones intermedias, y será un buen tamiz, y hago un llamado para que los potosinos hagan un alto en el camino y piensen lo que merecemos en la República Mexicana”.

Dijo que es curioso como “se esperaron a poner semáforo rojo en San Luis Potosí hasta el lunes, son el tipo de cosas que muestran el nivel de irresponsabilidad poniendo en riesgo a la población, así tal cual, valiéndole todo con tal de que lo vean aquí, que lo paseen y para hacer mero proselitismo”.

Finalmente, agregó que al presidente de la República no pareciera importarle la ciudadanía y que más bien pareciera tener intereses por mantener el poder: “ganar espacios en la Cámara de Diputados, mantenerlos, le importa ganar las gubernaturas porque sabe que San Luis es un foco rojo para él, porque seguramente van a perder la gubernatura y es por eso la insistencia de venir valiéndole todo el tema de salud”.

Cabe recordar que el presidente López Obrador dio a conocer que había contraído COVID-19. El contagio, según explicó horas después Jesús Ramírez Cuevas, coordinador de Comunicación Social de la Presidencia, pudo haberse dado el viernes 22 de enero, cuando el presidente se encontraba de gira en Nuevo León.

De igual manera, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, informó en la rueda de prensa de salud de ayer que se sentía “bien” y estaba asintomático, sin embargo, por haber compartido espacios con el presidente López Obrador, tanto él como Marcelo Ebrard (Canciller) y Tatiana Clouthier (secretaria de Economía), mantendrán el confinamiento protocolar que dictan los Servicios de Salud.