Comuneros de Suspiro Picacho hacen rondines para prevenir incendios

Por Victoriano Martínez

Pese a las recomendaciones del #quédateencasa por el coronavirus Covid-19 y los llamados a prevenir incendios, hay gente que sube a diversas zonas de la Sierra de San Miguelito y deja fogatas encendidas, lo que ha provocado que algunos comités comunales realicen recorridos de verificación para tratar de evitar que el fuego se disperse.

Tal es el caso del Comité Comunal de Suspiro Picacho, donde el juez auxiliar junto con los vocales y más personas que se han sumado como brigadistas, recorren el Cerro Grande, donde ya han detectado tres fogatas mal apagadas.

“La situación es que con la contingencia está subiendo mucha gente a la Sierra de nosotros, y son muy irresponsables”, dijo Norma Quiroz, quien colabora con el Comité Comunal para tratar de evitar incendios en esa parte de la Sierra.

“Por los días de Semana Santa suben a nuestro cerro mucha gente. Por el momento estamos en constante vigilancia. Tal vez si no la hubiera ya tuviéramos incendios”, expuso Saúl Gaspar Hernández, Juez auxiliar, quien participa con el Comité Comunal. “El año pasado lo estuvimos y esto ayudó a que no hubiera ningún incendio”, agregó.

El Comité Comunal hizo circular este domingo a través de redes sociales un video en el que se ve la forma en que destapan una fogata aún viva, que sólo fue cubierta con tierra y piedras.

“No, no es un volcán, son los restos de una fogata que la gente de Picacho encontró el día de hoy en nuestra sierra, de no apagarse a tiempo hubiese ocasionado un incendio sumado a las fuertes ráfagas de viento.

“Les pedimos a las personas ajenas a la comunidad que se abstengan por ahora, de subir, y a los locales que atiendan las indicaciones.

“No fogatas No basura”, es el mensaje que acompaña a la imagen en la que se ve la forma en que tienen que sofocar el fuego.

El Comité Comunal de Suspiro Picacho y su anexo Cruces y Carmona, ante la situación provocada por visitantes al Cerro Grande, colocaron a la entrada del lugar un letrero en una cartulina que dice “Turista” regrésate, no eres bienvenido.

Estas situaciones de riesgo de incendios, que se agravan por los fuertes vientos de la temporada, se dan a un año de que en la Sierra de San Miguelito se presentaron los incendios que consumieron miles de hectáreas e invadieron de humo toda la ciudad.

Gaspar Hernández recordó que hace un año también realizaron rondines de vigilancia en Cerro Grande, con lo que lograron que en esa parte de la Sierra de San Miguelito no se presentaran incendios. Este año se han organizados para realizar dos rondines diarios, uno a partir de las siete de la mañana y otro a partir de las seis de la tarde, para prevenir los incendios.

“Nos ha funcionado pues se sienten orgullosos de su patrimonio que es su medio ambiente. Para poder proteger sus recursos naturales, con los que contamos aquí, nos protegemos entre todosYa saben cómo actuar y comunicarse al comité comunal o al juez a través de whats comunitario”, explicó Gaspar Hernández.