Astrolabio

Por Victoriano Martínez

Con la afirmación de que se trata de un “municipio revisado por la ASF”, la Auditoría Superior del Estado (ASE) evadió la revisión de los ingresos del ayuntamiento de San Luis Potosí por 2 mil 623 millones 732 mil pesos, de los cuales mil 67 millones 166 pesos corresponden a ingresos propios sobre los que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) no aplica revisiones.

La maniobra se inscribe en un proceso en el que ha quedado al descubierto una red de complicidades entre diputados y la ASE para limpiar las cuentas públicas, mediante sobornos con los que se podría obtener hasta “el premio al mejor alcalde del mundo”, según afirmó en un video difundido este lunes Enrique Flores, presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso.

En el listado de observaciones por municipio, San Luis Potosí aparece con ninguna observación con la referencia 3/ a una nota que señala: “3/ Municipio revisado por la ASF (Participaciones, FSM, FORTAMUN, Otros Fondos Federales”.

El artículo 54 de la Constitución Política del Estado señala que “corresponde al Congreso del Estado, a través de la Auditoría Superior del Estado, la revisión de las cuentas públicas de los poderes del Estado y demás entes auditables, con el fin de comprobar que se cumplan las normas, presupuestos, obras, metas, acciones y programas”.

Entre los entes auditables se encuentran los ayuntamientos, y ni en la Constitución ni en la Ley de Auditoría Superior del Estado existe la posibilidad de que ese organismo fiscalizador no realice la revisión de las cuentas de una administración municipal.

El pasado 27 de enero se publicó en el Diario Oficial de la Federación el “Convenio de Coordinación y Colaboración para la fiscalización superior del gasto federalizado en el marco del Sistema Nacional de Fiscalización, que celebran la Auditoría Superior de la Federación y la Auditoría Superior del Estado de San Luis Potosí”.

En ese acuerdo, la ASE se compromete con la ASF a colaborar para “garantizar a la ciudadanía que la revisión del uso de los recursos públicos correspondientes al gasto federalizado se hará de una manera ordenada, oportuna, clara, imparcial, transparente y con una perspectiva de integralidad”.

El convenio compromete a la ASE a apoyar en los trabajos de fiscalización a la ASF, y en ninguna de sus 23 cláusulas se establece la posibilidad de que la ASE deje de realizar la revisión de algún Ayuntamiento para que la ASF lo realice en su lugar.

El convenio ASE-ASF sólo se refiere a la revisión de los recursos federales, por lo que la Auditoría estatal, al descartar al Ayuntamiento de la capital de su proceso de revisión, habría dejado de fiscalizar los recursos obtenidos por la administración de Ricardo Gallardo Juárez como ingresos propios.

De acuerdo con el “Estado Analítico de Ingresos” del Ayuntamiento de San Luis Potosí del 1 de enero al 31 de diciembre de 2016, los ingresos fueron por 2 mil 623 millones 732 mil pesos, de los cuales el 40.67 por ciento, mil 67 millones 166 mil pesos, correspondieron a ingresos propios. Es decir, al no fiscalizar la Cuenta Pública de la capital, ese fondo se habría aplicado sin supervisión alguna.

A+