Angélica Campillo

El gobernador Juan Manuel Carreras López aseguró que dejará finanzas sanas a la próxima administración, a pesar de que la deuda en el rubro de cuentas por pagar a corto plazo haya aumentado, según datos del reporte del segundo trimestre del 2021.

De acuerdo con el informe de la cuenta pública del segundo trimestre del 2021 emitido por la Secretaría de Finanzas, el rubro de cuentas por pagar a corto plazo subió de 4 mil 303.7 millones de pesos a 4 mil 856.8 millones de pesos entre junio de 2020 al mismo mes del presente año, es decir, registra un aumento de 553.1 millones de pesos.

Cuestionado al respecto, el mandatario estatal presumió que su gobierno bajó la deuda y no género más, “me parece que son condiciones muy sanas”.

Asimismo, refirió que el 2020 fue un año atípico donde se tuvo una caída de participaciones y de ingresos propios, así como una presión de gasto, fundamentalmente en tres rubros: en el sector salud por el COVID-19; la transición del Hospital Central Dr. Ignacio Morones Prieto al Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi); y la generación apoyos para la economía de muchas familias.

Apuntó que aunado a ello, se aplicó por primera vez la Ley de Disciplina Financiera a una administración estatal, lo que derivó en que todos los créditos a corto plazo se tuvieran que pagar desde junio, es decir, tres meses antes del término de la administración.

“Estamos resolviendo todos los problemas de la mejor manera posible”, recalcó.

Carreras López recordó que desde el año pasado hizo la propuesta para reestructurar la deuda, así como la posibilidad de poder utilizar activos que se construyeron en esta administración, como el terreno donde se pretendía instalar la empresa Ford, propuestas que no fueron valoradas positivamente por el Congreso del Estado. Sin embargo, consideró que todo ello podrá ser retomado por la próxima administración.