Astrolabio

Berta Caceres at the banks of the Gualcarque River in the Rio Blanco region of western Honduras where she, COPINH (the Council of Popular and Indigenous Organizations of Honduras) and the people of Rio Blanco have maintained a two year struggle to halt construction on the Agua Zarca Hydroelectric project, that poses grave threats to local environment, river and indigenous Lenca people from the region.

 

Tegucigalpa, Honduras (04 de marzo de 2016).- Una de las principales líderes indígenas en Centroamérica y luchadora de sus derechos sociales y ambientales, Berta Cáceres, fue asesinada a tiros el jueves en su natal Honduras, un crimen que ha causado indignación en distintas partes del hemisferio.

Cáceres, indígena lenca de 40 años y galardonada en 2015 con el reconocido premio Goldman por su defensa del medio ambiente, fue asesinada en su casa al oeste de Tegucigalpa, informaron autoridades y la organización que coordinaba, el Consejo Indígena de Organizaciones Populares de Honduras.

Madre de cuatro hijos, Cáceres había denunciado varias veces que era objeto de amenazas de muerte por parte de la policía, el ejército y grupos de terratenientes.

La Fiscalía reportó que el cuerpo de la líder indígena lenca presentaba cuatro impactos de bala.

Impacto devastador.

Amnistía Internacional señaló que el asesinato muestra “una aterradora imagen de los peligros” que enfrentan los defensores de derechos humanos y exigió a las autoridades dar con los responsables. “La muerte de Berta tendrá un impacto devastador en multitud de activistas y organizaciones de derechos humanos, como Amnistía Internacional, que han trabajado con ella para garantizar la protección de los derechos de algunos de los pueblos más vulnerables de América”, señaló.

La relatora especial de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas, Victoria Taulli-Corpuz, dijo que su muerte posiblemente está vinculada con su trabajo para defender los derechos de los indígenas lenca.

En tanto, la ministra de Derechos Humanos de Honduras, Karla Cueva, dijo a periodistas que “el Estado ha puesto en marcha una intensa investigación para identificar, enjuiciar y castigar a los asesinos de Cáceres” y dijo que “este crimen no puede quedar sin castigo”.

Fuente: Reporte Índigo.

Leave a Reply

A+