Astrolabio

Eduardo Delgado

El titular del Juzgado Segundo de Distrito en el estado, Jaime Linares Ramírez, le concedió el pasado martes un amparo a una mujer para efectos de que el Hospital General de Rioverde le otorgue “inmediatamente y sin costo” todo lo requerido para el tratamiento de insuficiencia renal crónica.

Con la asesoría de la asociación civil Panda Human Rights, el día anterior, la paciente reclamó la negativa del nosocomio para suministrarle los medicamentos, la atención médica y el tratamiento requerido, consistente en sesiones semanales de hemodiálisis y la colocación de un catéter.

El juez resolvió: “Se decreta la suspensión para que el Hospital General de Rioverde inmediatamente y sin costo alguno brinde el tratamiento médico y suministre los medicamentos que su condición requiera, para lo cual deberá tomar las medidas necesarias para allegarse de las sustancias químicas que deban suministrarse”.

“Con su otorgamiento no se sigue perjuicio al interés social ni se contravienen disposiciones del orden público y de no concederse dicha medida se causarían a la parte quejosa daños y perjuicios de difícil reparación”, añadió.

El representante de Panda Human Rights en el estado, Alejandro Díaz de León Mirabal, explicó que el nosocomio negó la atención con el argumento de incapacidad para practicarle hemodiálisis, otorgarle medicamentos e insumos especiales.

La señora, explicó, carece de recursos económicos para atenderse en una clínica privada y al acudir al Hospital General de Rioverde le indicaron que había una lista de espera y no podía otorgársele el tratamiento.

Además, le informaron que de practicarle las hemodiálisis debía cubrir los gastos, porque el Seguro Popular no cubre la insuficiencia renal crónica, “por lo que la violación a su derecho humano a la salud también le ha sido atribuida a los Servicios de Salud del Estado y a las autoridades del Sistema de Protección Social en Salud”, abundó.

A+