Astrolabio

Angélica Campillo

El presidente del Consejo Directivo de Industriales Potosinos A.C. (IPAC), Guillermo Castro Castillo, dijo esperar que tanto el aumento al Impuesto Sobre la Nómina (ISN), como a las tarifas de agua para el sector público, industrial y comercial, sean para la realización de obras que beneficien a la ciudadanía.

De acuerdo con Guillermo Castro, “a ningún empresario le gusta que le suban los impuestos”, y en conversaciones de este sector con las autoridades, el reto que se les pide es que con ese incremento se lleven a cabo inversiones en la ciudad y que se invite a participar a empresas locales para que se dé una economía circular local.

Para el presidente de IPAC, independientemente de incrementos, se debe de logra una economía circular, es decir, que los constructores que van a realizar los proyectos no sean de otros estados, sino que tengan oficinas en San Luis Potosí, para que se quede el recurso en la entidad.

Castro Castillo apuntó que estos aumentos representan un reto para los empresarios potosinos, pero entienden que la línea de corte presupuestal a nivel federal, obliga un poco al gobierno a ver de dónde tener financiamiento.

“No nos agrada del todo, pero si va a ser para inversión, y eso va a desencadenar en que haya activación de la economía local, estamos esperanzados que así sea”, comentó.

Respecto a si habrá ajuste en los presupuestos para los miembros de IPAC ante el aumento del ISN como de las tarifas del agua, Guillermo Castro refirió que estos dos últimos años, por el hecho de no tener eventos presenciales debido a la pandemia por COVID-19, les redujo costos y están sanos económicamente, por lo que empezarán bien el año 2022, ya que tienen una base fuerte de socios y el propósito es tratar de hacer proyectos dentro de sus posibilidades económicas.

Cabe destacar que el pasado 14 de diciembre, el pleno del Congreso del Estado aprobó, dentro de la Ley de Ingresos para el ejercicio fiscal 2022 del Gobierno del Estado, la reforma al artículo 23 de la Ley de Hacienda, correspondiente al Impuesto Sobre la Nómina (ISN), que pasó de 2.5 por ciento al 3 por ciento. Además del aumento de 6.97 por ciento a las tarifas de agua de Interapas y de otros 20 organismos operadores del estado, para el sector público, industrial y comercial.

A+