Eduardo Delgado

Gracias al Senado de la República, Dennise Adriana Porras Guerrero saltó de consejera a magistrada electoral en San Luis Potosí e hilvanará en ambos cargos 12 años consecutivos, con un ingreso anual superior al millón de pesos por concepto de sueldo y aguinaldo.  

En el Consejo Estatal Electoral y de Participación Ciudadana (Ceepac) cobraba un salario de 72 mil 187.88 pesos al mes; en el Tribunal Electoral del Estado devengará un sueldo mensual 76 mil 216.63 pesos, según los montos de las remuneraciones publicadas en el apartado de transparencia de ambos entes públicos.

De aguinaldo, los consejeros obtienen el equivalente a tres meses de sueldo, es decir poco más de 216 mil pesos, aproximadamente, que sumados a los 866 mil 254.56 pesos del salario acumulado durante los 12 meses del año, les representan un ingreso anual que rebasa el millón de pesos. Es de suponer que los magistrados electorales obtienen poco más por ambos conceptos.

El 1 de octubre de 2014, Dennise Porras, José Martín Faz Mora y Jorge Rodolfo Aguilar Gallegos, fueron nombrados por el Instituto Nacional Electoral (INE) como consejeros electorales, por un lapso de seis años que culmina el 30 de septiembre de 2020.

Casi un año antes de concluir su encargo de consejera, Dennise Porras truncó su compromiso para brincar al Tribunal Electoral de Estado, donde su papá, César Jesús Porras Flores es Secretario Ejecutivo, lo que implicaría un conflicto de intereses a resolver en ese órgano, presidido por Yolanda Pedroza Reyes.

A la edad de 23 o 24 años Dennise Porras comenzó a trabajar como asistente en el órgano electoral, donde en aquel entonces laboraba su padre.

Durante el segundo periodo (2009-2011) de Rodolfo Aguilar como presidente del Ceepac, pasó de la Dirección de Acción Electoral a la Presidencia, también como asistente.

Cabe referir que Rodolfo Aguilar -conocido por su “proyectito”- ingreso al órgano electoral como secretario ejecutivo en 1996, cargo que ocupó durante ocho años y enseguida fue designado presidente de la Comisión Estatal de Garantía de Acceso a la Información Pública.

Cargo al que dimitió al siguiente año para volver al Ceepac como consejero presidente, posición que mantuvo durante seis años, de 2005 al 2011. Tras ello, dejó el organismo y en el 2014 volvió como consejero.

El año previo a la culminación del segundo periodo de Rodolfo Aguilar al frente del instituto encargado de la organización de los comicios, Dennise Porras brincó a presidir el Departamento de Servicios Legales, adscrita a la Dirección Ejecutiva de Asuntos Jurídicos en el Ceepac.

Posición a la que renunció porque el 1 de octubre de 2014 el INE la eligió para integrar el órgano electoral, junto con su padre y Rodolfo Aguilar. Su papá declinó al nombramiento, pero meses después Porras Flores asumió el cargo que a la fecha ostenta en el Tribunal Electoral del Estado, entonces presidido por el magistrado Rigoberto Garza de Lira.

Cabe señalar que Dennise Porras tuvo como su asistente en el consejo electoral a Azucena Betzabe Garza González, hija del magistrado Rigoberto Garza, quien hace unos días anticipó “altas posibilidades” de que una mujer ocupase el cargo en el tribunal electoral en sustitución de su excompañero Oskar Kalixto, quien a su vez fracasó en su intento de ser ratificado.

Esta mañana, Dennise Porras presentó su renuncia al Ceepac, luego de casi 14 años de laborar en el organismo presidido por Laura Fonseca Leal, lo que implicaría que el INE designe a su relevo para concluir el encargo en septiembre de 2020.