Por: Victoriano Martínez.

 

Si usted quiere conocer información sobre el proyecto de 15 plantas purificadoras de agua que instalará el ayuntamiento de Ricardo Gallardo Juárez para regalar cuatro garrafones semanales por familia tendría que pagar el equivalente al costo de… ¡Más de cuatro garrafones por cada copia simple!

 Intentar conocer a detalle el proyecto y el costo de las purificadoras es como adentrarse en aguas turbias, como puede notarse en la respuesta que da el ayuntamiento a la solicitud de información 01809715, presentada desde el pasado 16 de diciembre.

 

“Respecto al desglose de los gastos realizados en la instalación de la primer planta purificadora de agua, le informo que esta dirección se encuentra imposibilitada para proporcionar la información solicitada en la forma requerida, en virtud de que como tal no se elabora un documento en el que se desglosen cada gasto realizado”.

 

En su respuesta, Juan Manuel Navarro Muñiz, director de Desarrollo Social, revela además que el proyecto de las 15 plantas purificadoras se anunció sin contar con los estudios correspondientes para llevarlo a cabo.

 

“La ubicación de las purificadoras de agua pendientes de instalar se determinará una vez que se realice el estudio pertinente atendiendo a la densidad y necesidades de la población, la viabilidad del proyecto y las necesidades de la zona, de manera que se garantice el beneficio a la ciudadanía”.

 

Enseguida, pone a disposición del solicitante la documentación con que cuenta sobre el proyecto con la advertencia que se mostrará una versión pública, y en caso de que el peticionario, a quien se le dan 10 días para acudir a la consulta además de que deberá acreditarse con credencial de elector, requiera copias tendrá que pagar por ellas.

 

“En caso de que requiera la expedición de copias fotostáticas de los documentos a los que solicitó acceso, deberá hacer el pago de derechos correspondiente (…) toda vez que la expedición de copias es un servicio que se encuentra gravado y genera un pago de derechos a razón de .50 salaros mínimos por foja”.

Es decir, cada una de las copias simples le costará al solicitante 36.02 pesos. Si se considera que hay purificadoras de agua particulares que rellenan el garrafón por ocho pesos, cada copia que requiera el solicitante para conocer el costo del reparto gratuito de garrafones de agua le costará… ¡más de cuatro garrafones!

 

Con la agravante de que, dado el caso, el solicitante recibiría documentos de un programa público en “versión pública” a criterio de la dependencia que con un proyecto purificador de agua enturbia la aplicación de recursos públicos no solo con los actos inhibidores del ejercicio del derecho de acceso a la información pública, sino testando lo que seguramente consideran inconveniente conozca el público.