CINEMANÍA

Iba a ser la madre de todas las batallas de superhéroes. Batman v Superman: Dawn of Justice contra Capitán América 3 en el mismo fin de semana, el 6 de mayo de 2016. Una lucha de titanes con trazos míticos que prometía acrecentar la tradicional rivalidad entre DC Comics y Marvel, con los primeros sacando al campo de batalla a sus tres mayores iconos y los segundos acudiendo realmente confiados gracias a las cifras de Capitán América: El soldado de invierno —713 millones de dólares en todo el mundo—.

En última instancia más allá de sueños húmedos de fan, también prometía dañar el potencial recaudatorio de ambas películas. Era previsible que alguna de las dos compañías cambiara de fecha su estreno para no arriesgarse al fastidio de dejar de ganar un sólo céntimo por enfrentar una de sus grandes apuestas del año contra otro blockbuster superheroico —esto es un negocio— y finalmente ha sido Warner/DC la primera en rajarse.

Batman v Superman: Dawn of Justice se adelanta unas cuantas semanas hasta el 25 de marzo de 2016, una fecha donde la taquilla está tradicionalmente mucho menos disputada y Zack Snyder tendrá vía libre con poca competencia para amasar la enorme cantidad de billetes que el estudio confía en conseguir gracias a la reunión de Superman, Batman y Wonder Woman.

De hecho, en lograrlo se basa gran parte de su estrategia para los próximos seis años. Así lo refleja el calendario de estrenos superheroicos que ha presentado de aquí hasta 2020 —diez películas en total—, que matiza el rumoreado hace unos meses.

Todos son proyectos todavía sin nombrar, pero entre ellos estarán con total seguridad títulos tan barruntados como Justice League, Shazam, nueva secuela de El hombre de acero, la nueva película individual de Batman… Si no te gusta el cine de superhéroes, lo sentimos por ti durante los próximos años.