2dd8c4ee50377b1c53cd84c0e83bdbd2_xl

 

Ciudad de México (15 de febrero de 2016).- El investigador del Seguro Social, Alberto Villaseñor Sierra, destacó que un cansancio que dure semanas o meses podría ser síntoma de mononucleosis, afección conocida comúnmente como la “enfermedad del beso”.

El especialista, adscrito al Centro de Investigación Biomédica de Occidente (CIBO) del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), explicó que el signo principal es la fatiga, la persona se siente agotada aunque no presente fiebre.

“Otras manifestaciones clínicas son inflamación del hígado y del bazo, así como crecimiento de ganglios y amígdalas, al grado de que muchas veces se confunde con faringoamigdalitis, la vía de contagio es por fluidos buconasales, no necesariamente por el beso en la boca”, detalló.

 

La “enfermedad del beso” fue descrita por primera vez en 1920 y no hacía referencia directa al contacto bucal entre una persona enferma y una sana, sino a la apariencia de las amígdalas durante el proceso infeccioso, mismas que se hinchaban tanto, que parecían estar más cerca y “besarse” entre ellas, aunque el término se fue distorsionando, dijo.

Indicó que la mononucleosis se desarrolla lentamente como una infección de garganta, hay dolor localizado y fiebre, pero no muy elevada.

En los episodios más agudos, el paciente puede referir a su médico familiar signos del Síndrome de Fatiga Crónica, abundó.

El microorganismo causante de este padecimiento capaz de incubarse durante seis semanas es el Epstein-Barr, mismo que, se estima, afectará al 100% de la población en algún momento de la vida.

De acuerdo con Villaseñor Sierra, 50% de los niños menores de cinco años de edad ya la presentaron, mientras que el otro 50% ciento aparecerá en adolescentes y adultos jóvenes.

“Es una enfermedad que sólo requiere manejo sintomático. Para detectarla se hace una prueba de anticuerpos heterófilos en una biometría hemática, ahí aparecen linfocitos atípicos, pero hasta dos semanas después de pasar la patología; mientras la persona está en fase aguda no es posible hacerle el estudio”, aclaró.

 

El tratamiento de la mononucleosis es similar al de las infecciones respiratorias: evitar los cambios bruscos de temperatura, guardar reposo y seguir las indicaciones médicas, mencionó.

Además de usar cubrebocas y abstenerse del contacto sexual (vaginal, anal y oral) para limitar el ciclo de transmisión, ya que los fluidos de estas partes del cuerpo también son vías de contagio.

Villaseñor Sierra informó que en raras circunstancias se da un estallamiento de bazo, debido a que dicho órgano se encarga de depurar glóbulos rojos en el organismo, “cuando se ve afectado por la mononucleosis proliferan tanto los linfocitos que lo llenan como una sandía y pueden hacerlo estallar fácilmente”, concluyó.

Lo que debes saber.

  • Se transmite a través de la boca y por contacto sexual
  • La produce el microorganismo Epstein-Barr
  • Afecta a 50% de los niños menores de cinco años
  • El 100% de la población la padecerá al menos una vez en la vida
  • Para detectarla se hace una prueba de anticuerpos heterófilos en una biometría hemática
  • Se desarrolla lentamente como una infección de garganta, hay dolor localizado y fiebre, así como un agotamiento general

 

 

 

Fuente: 24 Horas.