14.1

Ciudad de México, (27 de abril de 2015).- Luego de que la hija de Whitney Houston, Bobbi Kristina fuera retirada del estado de coma al que la habían inducido el pasado 31 de enero, Jack Walker, cuñado de la joven, confesó que Bobbi intentó suicidarse aquella noche.

El hermano de Nick Gordon, novio de Bobbi, declaró a un medio de comunicación: “siento que ella estaba harta de todo lo que estaba pasando en su vida”, además agregó que la pareja había salido a divertirse a un club el día del accidente y que ambos habían peleado fuertemente. “Se pusieron a luchar ahí y luego se fueron a casa…sabía lo deprimida que Kris estaba, sabía del consumo de sustancias tóxicas. Quiero decir, todo lo que se mezcla junto con argumentos… nunca es bueno eso”.

Walker aseguró que Gordon se mudó a vivir con Bobbi y Whitney tras la separación de sus padres, y supo que los problemas de adicción de su hermano y Kristina, existieron desde antes de la muerte de la súper estrella. También señaló que él nunca abusó de Kristina y que actualmente Gordon lleva a cabo con éxito su rehabilitación: “Él ha estado alejado de las adicciones por casi 7 semanas y quiere que todos se enteren que su hermano ama a Bobbi y se está ‘limpiando’ por ella”, finalizó.

 

Leave a Reply