3

México (11 de abril).- Desde el 2009, en México se han propuesto y aprobado iniciativas para prohibir el uso de los celulares en cuerpos de seguridad, por considerar que éstos alertaban al crimen organizado y afectaba sus labores. Estas propuestas se han dado en estados donde el crimen usaba a policías para alertarlos sobre operativos, como Aguascalientes, Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, San Luis Potosí y Veracruz.

En 2009, el Congreso de Nuevo León intentó prohibir que la policía estatal y municipal usara el celular en horas de trabajo.

Después en el Congreso de Veracruz se presentó la iniciativa para prohibir el uso de equipos de radiocomunicación, celulares o cualquier otro aparato de comunicación ajeno a los autorizados por la Secretaría de Seguridad Pública Estatal, para evitar el filtro de información. En 2012 en Saltillo Coahuila, el cabildo aprobó las reformas al Reglamento Interior de Plocía y Tránsito de Saltillo para cancelar el uso de celular y Nextel a policías de seguridad pública y tránsito.

Sergio Bárcena Juárez, profesor del Departamento de Estudios Jurídicos y Sociales del Tecnológico de Monterrey, menciona que los elementos de seguridad no deben usar celulares porque violan la ley de responsabilidades de la administración pública. Ante esto, indicó que “siempre y cuando  se cuenten con los equipos o infraestructura necesaria para su trabajo, no pueden usar los teléfonos”. Dijo además que “de ninguna manera se transgreden sus derechos, porque ellos están ejerciendo un trabajo como funcionarios y lo que establece la ley es que ellos deben tener el equipamiento necesario, sin incluir comunicación con familiares”.

Por su parte, Javier Oliva, especialista en temas de seguridad y académico de la Universidad Autónoma de México (UNAM), indica que las leyes que se aprobaron para evitar  el uso de celulares no estigmatiza a  los elementos.

“Pueden usarlos en cualquier momento, siempre y cuando sean celulares que proporciona la corporación. Existe la posibilidad que estos equipos sean usados con otros fines, pero esto no criminaliza a los elementos, son controles de seguridad internos que deben tener las corporaciones para garantizar su desempeño”.

Refiere que prohibir los teléfonos afecta los derechos de los policías; y que para evitarlo deben guiarse en los exámenes de control que se les aplica para detectar algún riesgo.

 

Fuente: El Universal.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here