Angélica Campillo

El titular de la Secretaría de Finanzas del Gobierno del Estado, Daniel Pedroza Gaitán dio a conocer que, durante el mes de junio, la entidad potosina dejó de recibir 571 millones de pesos del gobierno federal, proveniente de la recaudación de impuestos. No obstante, adelantó que el panorama no es más alentador para los próximos meses.

Pedroza Gaitán señaló que, debido a la caída en la recaudación federal en el mes de mayo, misma que se entrega a las entidades y municipios en el mes de junio, generó una menor participación recibida por el estado por 571 millones de pesos. Asimismo, indicó que, en lo que se refiere a las participaciones que se otorga a los municipios del estado de San Luis Potosí, recibieron 53% menos de lo presupuestado en el Fondo General de Participaciones, lo que representa 80.3 millones de pesos.

Aclaró que, la disminución de las participaciones a los municipios no obedece a un recorte que realice el gobierno del estado, sino que es consecuencia de la caída en la recaudación de impuestos que realiza el gobierno federal, y la caída de los precios del petróleo a nivel internacional.

Mencionó que existe un mecanismo de compensación para la caída de las participaciones, que es el Fondo de Estabilización de los Ingresos de las Entidades Federativas (FEIEF) y estos recursos se entregan durante el mes de julio a los municipios y cubren el total de la caída en sus participaciones, y en algunos casos, es mayor, por lo que no tendrán menores ingresos por participaciones, que las que se presupuestaron en el ejercicio fiscal 2020.

Refirió que, para el presente ejercicio fiscal, el Fondo tenía un saldo aproximado a 63 mil millones de pesos, muy por debajo de la caída en la recaudación federal participable, que fue utilizado por primera vez en este año para cubrir la caída de participaciones de los estados y municipios. Agregó que, los recursos de este fondo son entregados a las entidades federativas de forma trimestral, y a su vez, esta instancia los entrega a los municipios.

Pedroza Gaitán especificó que, las participaciones entregadas en el mes de junio corresponden a la recaudación federal participable del mes de mayo, mientras que la recaudación federal del mes de mayo corresponde a la actividad económica de los contribuyentes del mes de abril, “y los efectos económicos negativos más fuertes se dan durante los meses de abril a junio, por lo que se espera la caída en la recaudación de los meses siguientes… El panorama no es más alentador”.

Destacó que, con la actual crisis sanitaria que vive el país y las medidas de contención establecidas por el gobierno federal y el de las entidades federativas y municipios, prácticamente se paralizó la economía, generando con ello una caída del Producto Interno Bruto, que se prevé será de -9 por ciento al cierre del presente ejercicio fiscal 2020, y con ello, se tuvo ya una caída en la recaudación de los principales impuestos que forman parte del Fondo General Participable (recaudación federal participable).

Dijo que, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público estima que la caída de la recaudación federal participable (RFP) al cierre de 2020 será cercana a los 89 mil millones de pesos, y solo en el mes de mayo del presente ejercicio fiscal, la RFP tuvo un decremento absoluto de 65.5 mil millones de pesos.