San Luis Potosí.- El gobernador Fernando Toranzo Fernández y el presidente de la república, Enrique Peña Nieto fueron reprobados por los potosinos. De paso, también reprobaron a los presidentes municipales de la entidad.

 

Tales datos forman parte de la revisión que hizo el periódico El Universal, a las campañas a unas semanas de las elecciones y cuyo resultado más importante es que se mantiene un empate técnico entre Sonia Mendoza Díaz y Juan Manuel Carreras López.

 

Con independencia de la importancia de ese hecho, vale la pena rescatar los otros datos que forman parte de esa encuesta. Son tan demoledores como lapidarios.

 

Fernando Toranzo Fernández tiene un nivel de aprobación de parcial a total de apenas un 25.3 por ciento, mientras que el rechazo es del 52.7 por ciento.

 

Enrique Peña Nieto tiene una aprobación del 35.7 por ciento y un rechazo de 45.3 por ciento.

 

Imagínese lo que están pensando los potosinos para que el presidente Peña con todo y sus pifias verbales, la casa blanca, la caída de la economía, los viajes y lujos suntuarios de su familia, las casas de Videgaray y Osorio, los viajes en helicóptero de su casa al trabajo por parte de David Korenfeld, la violencia, los ejecutados y con todo y eso, Peña tiene más aceptación que Toranzo en San Luis Potosí.

 

Está para ponerse a llorar con el gobernador. Un ejemplo: Peña Nieto desde que es presidente ya hizo crecer al país, pero no en empleos o economía, sino en el número de entidades, creó entre otros nuevos estados a Tijuana, León, Lagos de Moreno y otros; pero pese a tales burradas, su nivel de aprobación ante Toranzo es superior en diez puntos.

 

Es muy probable que la avasalladora desaprobación al gobierno de Toranzo se pueda traducir en votos de castigo para Juan Manuel Carreras López. Es por esto que en el equipo de Carreras les preocupa que mientras que el candidato se esfuerza por mantenerse en la pelea, no es posible cargar por mucho tiempo esa pesada lápida que significa el gobierno Torancista.

 

Según la encuesta, si mañana fuera las elecciones, el 39.7 por ciento votaría por Sonia Mendoza Díaz y el 36.7 por ciento por Carreras López. Tres puntos de diferencia es empate técnico, pero al final la elección se podrá definir con unos cuantos cientos o miles de votos.

 

Otro dato que destaca es que el PRI encabeza la lista de los partidos por los cuales el ciudadano nunca votaría. El índice de rechazo del PRI es del 16 por ciento y le sigue el PRD con 11 por ciento.

 

Esta última encuesta de El Universal refleja una recuperación de dos puntos por parte del PRI y Carreras, pero en el tricolor con lo que no cuentan es que el 18 por ciento de los que dicen que acudirán a votar, lo hace por su simpatía con el partido y no con el candidato, que en el caso de Carreras, es lo que se trata de presentar como de trayectoria limpia, lo cual, se sabe ya, es una falsedad puesto que el tema del patrimonio inmobiliario de Carreras no ha sido aclarado.

 

No se trata de entonces de volver a decir lo que ya se sabe: que es una elección muy reñida y que se llegará al final el día de las elecciones con un empate técnico, lo novedoso es que el cochinero que deja Toranzo si le está restando al PRI y con un alto riesgo de desbarrancarlo.

Leave a Reply