“La Prensa es amable en persona, pero te mata en el papel, declara con contundencia y sabiduría”- Bill Bonnano, un mafioso italiano, personaje de Gay Talese en Honrarás a tu Padre.- Se refiere a la prensa norteamericana de la segunda mitad del siglo pasado, pero resulta obvio que se trata de una referencia del todo actual.

También, Bonnano, jefe de una familia de la mafia siciliana en Chicago dice otra verdad absoluta: todo es una exageración, la prensa es capaz de cualquier cosa para vender periódicos.

Luego, en Perfidia, titánica novela de James Ellroy, un detective en la escena de un crimen, pregunta a un policía por su compañero y le contesta: pues nada, está con un periodista, está acordando que mañana no se publique nada de lo que ya sabemos todos, él sabe cómo hacerlo, los diarios no dirán una sola palabra.

Hay más referencia al ejercicio torcido de la prensa que al reconocimiento a su trabajo, eso está claro. La prensa en México, es incluso, peor y la de San Luis Potosí ni que decir.

El diputado Sergio Desfassiux no ha tenido reparo alguno en romper lanzas contra la prensa potosina. Hace unos días, en la tribuna legislativa acusó a la prensa de recibir prebendas del poder público, de tergiversar hechos, de generar desinformación y de utilizar la libertad de expresión a su conveniencia e intereses.

Para acabar pronto, a decir del diputado del PRD, la prensa potosina está acostumbrada a pegar pero que a ésta no le peguen, o lo que es lo mismo, los periodistas pueden ser crueles y despiadados y corruptos, pero que nadie se los recuerde.

De la actual legislatura que apenas se instaló hace dos meses, Desfassiux ha dado sobrada muestra de ser un político polémico, estridente y controversial: ha declarado contra todos los que hay que declarar para ganar notoriedad. Valga el juego de palabras dice que lo que dice es lo que piensa y que como eso piensa, luego entonces eso es lo que dice.

Esto está puntualmente bien, aunque con ello lleve su representación a los sótanos del desprestigio. Bajo el pretexto de asegurar que defienden lo que piensan, declaran barbaridad tras barbaridad con la más amplia de las irresponsabilidades.

Pero Astrolabio Digital entrega hoy la versión íntegra de los pronunciamientos que el diputado hizo en Tribuna relacionadas a la prensa, así como una entrevista a fondo sobre sus dichos.

Es de interés periodístico que un representante popular critique a la prensa, eso es bueno, pues en San Luis Potosí y de hecho en México, casi todos le tienen miedo al llamado cuarto poder.

La prensa debería entender que la crítica, sea cual sea, la profiera quien la profiera, siempre deja una enseñanza. Lo dicho por Desfassiux se debería tomar en ese tono y en ese sentido, tomar nota.

Un par de ejemplos: de acuerdo con el último informe financiero del Congreso del Estado, se reporta un gasto de más de seis millones de pesos a favor de un centenar de medios de comunicación. En la lista de cheques mensual del Congreso, en septiembre y octubre, así como ha sido durante muchos años, aparece el religioso pago con vales de despensa a favor de reporteros de esa y otras fuentes. Son los vales para Comunicación Social que en realidad son para periodistas.

Si la prensa fuera menos voraz y se dejara de alimentar en exceso de recursos públicos, tendría mayor margen de maniobra para criticar a los actores políticos, pero también, si el diputado sabe de esa sangría de recursos y no se atreve a decirlo, está incurriendo en complicidad.

Otra cita para terminar, es también de James Ellroy: cuneado era niño y su padre lo sorprendía absorto en uno de esos periódicos que recogía por la calle se lo quitaba de un manotazo y se burlaba de él. Para lo único que servía un periódico era para limpiarse el culo. Las noticias eran mentira. Los anuncios solo servían para engañar a los idiotas. Los que escribían en los periódicos estaban comprados y eran tan ladrones como los médicos, los abogados, los curas católicos o los judíos”.