Astrolabio

Por Antonio González Vázquez

Hoy se cumplen tres semanas de la ejecución del fotógrafo de prensa, Edgar Daniel Esqueda Castro.

Tres semanas después no hay detenidos. No hay presuntos autores materiales ni autores intelectuales del horrendo crimen.

Han pasado 21 días. Han corrido 504 horas. La justicia no existe, hay se sabe, la justicia es para los poderosos, para los que pueden pagar por ella.

Un reportero y su familia nunca estarán entre los poderosos, lo que supone un crimen más al abultado expediente de los crímenes sin castigo.

Hoy hace tres semanas que Federico Garza decía que el crimen se aclararía, que las investigaciones caminaban y que había indicios.

Los únicos indicios a la vista dan cuenta de la incapacidad institucional para aclarar un crimen en el que servidores públicos son presuntos sospechosos.

Es una afrenta a los periodistas potosinos que los gobiernos de Juan Manuel Carreras y de Enrique Peña, sean incapaces de resolver el caso a tres semanas de ocurrido.

La ineficiencia se premia y por eso, Federico Garza fue ungido ayer como Fiscal General del Estado.

En San Luis Potosí parece que las cosas se hacen al revés: al incompetente le ponen una estrellita en la frente y el condecorado se convierte en necio.

Edgar Daniel fue masacrado hace tres semanas su cuerpo abatido espera que se haga justicia en un estado donde la norma es la impunidad.

Ya pasaron tres semanas del crimen y el Procurador ya es Fiscal. La mediocridad, esa no cambia, sigue ahí mismo, aunque el titulo del cargo sea otro.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A+