Astrolabio

 

No sería nada descabellado presumir que el equipo de espionaje telefónico para uso de la Procuraduría General de Justicia solo existe en el papel y/o en la anémica memoria de los funcionarios del gabinete de seguridad del gobernador. Más aún, es probable que ni siquiera se encuentre clasificado en la lista de bienes públicos al presunto cuidado de la Oficialía Mayor. Es decir, el kit para espías que gustan de colgarse de los alambres para escuchar conversaciones ajenas, al momento no es más que un mito genial.

 

Es como el “Chupacabras”: se hablan y se dicen cosas mil sobre ese fenómeno pero nadie lo ha visto.

 

Astrolabio solicitó primero al anodino procurador Federico Garza Herrera que en aras del derecho de acceso a la información y en aras del interés general, nos mostrara el multicitado equipo para espías que se dijo, está en la Procuraduría, pero su jefe de prensa dijo que no.

Incapaz a todas luces, el procurador simplemente dejo que hablara por él su vocero Iván Ojeda y dejo ver que ese caso del equipo de espionaje ya fue aclarado.

 

En efecto, aclarado, pero solo con saliva, con dichos oficiales y con un manto de opacidad, más no con la realidad.

 

Hágase de cuenta que se juntan un grupo de funcionarios del gobernador Carreras y dicen que la Policía Ministerial detuvo en flagrancia a la “Llorona” y todos estamos obligados a creer por más que se trate de una estupidez. No por el hecho de que tres funcionarios hayan dicho que el equipo de espionaje si existe, lo podemos dar por cierto.

Pero si en la Procuraduría se negaron a mostrar el ahora susodicho y afamado equipo para espías incompetentes, se le preguntó a quien dijo que ese equipo nunca ha desaparecido, que no se ha extraviado, que ahí está vivito y coleando en la Procuraduría. Es decir, se le preguntó a Elías Pesina si ha visto el dichoso equipo, pero se negó a responder eso.

 

Se le preguntó una y otra vez y otras tantas evadió el tema como quien quiere darle vuelta a un retén antialcohol.

¿Usted ha visto ese equipo?

 

“Si quieres luego platicamos bien de eso”, dijo Pesina como si le estuvieran preguntando por un fantasma.

¿Qué hicimos mal los potosinos para que estos sujetos nos gobiernen?

Leave a Reply

A+