descarga

Mexicali, BC. (19 de Marzo).- El exsecretario General de Gobierno de Baja California, Guillermo Trejo Dozal, fue capturado por agentes de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos en la Garita Internacional Mexicali-Calexico al detectar en su base de datos que era buscado en México por delitos fiscales.

La Procuraduría General de la República solicitó la colaboración de la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) por la orden de aprehensión que el 31 de enero de 2014 giró el juez Sexto de Distrito del Poder Judicial de la Federación, Pedro Jara Venegas, por realizar operaciones de seguros sin autorización federal, en contra del exfuncionario, del representante legal y otros dos directivos de una empresa de servicios médicos.

Las autoridades estadunidenses lo deportaron a las 23:40 horas de este miércoles para entregarlo al Instituto Nacional de Migración y la Policía Federal en la garita centro de esta ciudad fronteriza para su traslado a la subdelegación de la Procuraduría General de la República, a cuyas instalaciones llegó 15 minutos después custodiado por ocho agentes federales en tres camionetas.

Vestido de pantalón negro y saco, Trejo Dozal descendió de uno de los vehículos oficiales y caminó tranquilo hacia la puerta principal del edificio de la PGR en la zona oriente de Mexicali. El proceso penal lo enfrentará en el Centro de Reinserción Social de la capital de Baja California porque al ser acusado de un delito considerado grave no cuenta con la posibilidad de obtener los beneficios de libertad bajo el pago de una fianza.

El director General de Delitos Financieros de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Flavio Carlos Valadez, solicitó al Ministerio Público de la Federación presentar cargos por la comisión del delito de “operaciones activas de seguros” sin el permiso correspondiente, acción que trasgrede la Ley General de Instituciones y Sociedades Mutualistas de Seguros, según el expediente 21/2014.

Al trascender la orden de aprehensión en su contra, a través de un mensaje anónimo difundido en redes sociales, Trejo Dozal solicitó el 7 de abril de 2014 al gobernador Francisco Vega la separación temporal al puesto que ocupó durante seis meses para atender la investigación de la empresa Latinos Servicios de Salud y/o Latin Health Care, de la que fue socio fundador y secretario del Consejo de Administración hasta 2011.

El mensaje fue atribuido a grupos panistas de la propia administración pública estatal inconformes por la designación en el segundo puesto de mayor importancia del gobierno a un hombre vinculado al Partido de la Revolución Democrática, de quien fue candidato ciudadano en la elección a la alcaldía de Mexicali en 2004. En la década de los noventa, Trejo Dozal integró los gabinetes de los gobernadores panistas Ernesto Ruffo y Héctor Terán donde coincidió con Francisco Vega.

Una vez fuera del servicio público dio a conocer que para iniciar operaciones los socios de la empresa hicieron una consulta legal a la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas, la cual determinó que era factible prestar el servicio de consultas médicas, toda vez que no tenía relación alguna con la venta de seguros.

“Es un tema de interpretación jurídica donde la autoridad argumenta que hay un negocio que opera como venta de seguros y fianzas (sin estar dado de alta en el Sistema de Administración Tributaria) cuando en realidad se trata de servicios médicos a bajo costo”, expresó.

Otro de los involucrados, José Fernando Moncada, pidió licencia a su puesto como director de Calidad de la Secretaría de Salud del gobierno de Vega de Lamadrid, por haber sido representante legal de Latinos Servicios de Salud. También figuraba en el consejo de Administración de esta empresa el secretario de Desarrollo Económico del Estado, Carlo Bonfante, propietario de un hospital privado de esta ciudad, pero su función como vocal lo eximió de cualquier responsabilidad penal.

Fuente: La Jornada.