Astrolabio

Antonio González Vázquez

Ya llegó, ya está aquí. Ya se puede ver la luz al final del túnel.

A temblar quienes vienen destruyendo a la nación; no saben la que les espera.

Llegaron a “empoderar” a la ciudadanía, para vigorizarla y convertirla en una fuerza política devastadora.

Son los apóstoles de la democracia que unidos jamás serán vencidos; verdaderos demócratas a quienes no les mueve más anhelo que el de vivir un México realmente democrático.

Faro que ilumina la negra noche del autoritarismo. Nunca más la tiranía ni el populismo, “estamos aquí para rescatar la democracia”.

Mexicanas y mexicanos de verdad, cargados de valores y principios a toda prueba, personas ejemplares libres de mancha alguna han dado la buena nueva: “vamos a darle nuevas alas a la democracia”.

El pasado jueves se instaló en la capital el comité promotor del Frente Cívico Nacional. “Somos oposición desde la sociedad civil y desde el sistema de partidos”, es su carta de presentación divina.

Se nutre fundamentalmente de panistas, perredistas y priístas, así como de ex panistas, ex perredistas y expriístas.

Y les acompañan empresarios, ex funcionarios públicos de las eras de Fox y Calderón, académicos, profesionistas, periodistas y dirigentes de organismos sociales de tendencia conservadora.

Cartuchos quemados para ir a la contienda electoral del 2024.

Solo por citar a algunos: Guadalupe Acosta Naranjo, uno de los jefes de la casi extinta tribu de “Los Chuchos” que ha conducido al PRD hasta los límites de su desaparición. Fernando Belaunzarán, también del PRD, del grupo de Miguel Ángel Mancera, ex jefe de gobierno de la Ciudad de México, ligado a la tragedia de la línea 12 del metro que dejó 26 muertos.

Gustavo Madero, ex dirigente nacional del PAN y actual rival de la dirigencia nacional encabezada por Marko Cortés. Madero anda muy enojado desde que Marú Campos fue electa candidata a la gubernatura de Chihuahua.

Como en el PAN no lo toman en cuenta, el senador no encuentra cómo hacer para que lo inviten a la fiesta del 2024.

Emilio Álvarez Icaza, eterno usufructuario de la “sociedad civil” y sempiterno integrante del mundo de la “opinocracia”, es otra de las piezas principales de ese Frente creado en noviembre de 2021.

Su objetivo: “desde la sociedad civil, impulsar una candidatura opositora de unidad rumbo a la presidencia de la república en 2024”.

En San Luis Potosí, le correspondió organizar el comité promotor a Ramón Zamanillo Pérez, ex dirigente empresarial, ex delegado de Sedesol y ex director de DICONSA con Vicente Fox.

Entre sus gracias de hace ya muchos años, fue haber acercado al PAN a Marcelo de los Santos Fraga para hacerlo candidato a alcalde de la capital y luego a gobernador.

Invitaron a unas 200 personas. Fue algo muy selecto pues debe entenderse que a los verdaderos demócratas hay que buscarlos hasta por debajo de las piedras puesto que no se dan por manojos.

Los oradores más lúcidos para tan importantísimo evento no podrían ser otros que Naranjo y Belaunzarán, quienes advirtieron de un gran peligro: “Para el 2024 viene una elección de Estado…la más dura en los últimos cien años”.

Tras acusar a la cuarta transformación y al presidente Andrés Manuel López Obrador de cuanta calamidad sea posible, pasaron a dar prospectiva catedra de lo que pasará en las elecciones presidenciales “en caso de no unirnos”.

Militarización de las elecciones, fraude, el país en manos del beneficiario o beneficiaria del dedazo obradorista y por supuesto más y más autoritarismo.

Lúcidamente han concluido que la oposición, es decir ellos, no podrán echar a la 4T de palacio nacional sin candidatura única.

Y pues para eso están ellos, para exigir a los partidos que el candidato o candidata “lo escoja la ciudadanía”.

Desean “influir” no solamente en la elección presidencial, sino también en la postulación de candidatas y candidatos a cargos locales y federales. Para tal efecto, se vienen instalando los comités promotores en cada entidad. San Luis fue el 21.

Se reunieron en el Mesón La Trinidad, un jardín de eventos en la Avenida Juárez, mismo lugar donde César Octavio Pedroza Gaytán hacía eventos de campaña. No lograron llenar las mesas que fueron dispuestas.

El suceso en realidad no fue tal, pues a la mayor parte de medios de comunicación les pasó de noche o de plano no les importó. Lo que se supo, fue gracias a la crónica que publicó la periodista Adriana Ochoa en Pulso.

Un auditorio con personajes que se podría decir, son apenas polvos de antiguos lodos, a quienes les mueve la añoranza por los tiempos en que el PRIAN gobernaba.

Solo en algo tuvieron razón: “Nosotros lo que miramos es que no despunta nadie, que no tenemos candidato… varios han levantado la mano, pero no vemos suficiente fuerza para ganar”.

Por eso, aspiran a que el Movimiento Ciudadano se una al PRIANRD, entonces, serán una fuerza total que arrasará con todo.

Eso creen.

Veamos que sucede en las elecciones del próximo domingo en seis estados de la república. Los momios dicen que MORENA ganará cuatro o cinco de las gubernaturas en juego.

Por ejemplo, en Hidalgo y Oaxaca donde nunca ha perdido el PRI la gubernatura ¿no habrá elecciones de Estado o con todo y eso, perderán?

El Frente Cívico Nacional ya está en San Luis, es de dar pena que como dice el clásico, sean pan con lo mismo.

A+