Astrolabio

Eduardo Delgado

Por no haber sido impugnada “ha causado estado” y por ende “resulta definitiva e inatacable” la sentencia del Tribunal Electoral del Estado, que confirmó la resolución del Consejo Estatal Electoral y de Participación Ciudadana (Ceepac), organismo que a su vez desechó la denuncia interpuesta por María Patricia Álvarez Escobedo contra su antecesor en la dirigencia estatal del Partido del Trabajo (PT), José Belmárez Herrera.

Con fecha del pasado viernes, el acuerdo del tribunal fue publicado este lunes en estrados, respecto del fallo aprobado el 3 de diciembre de 2019 en ese órgano jurisdiccional. A lo largo de su trayectoria política, antes de encabezar el PT, Patricia Álvarez fue diputada local por el Partido Nueva Alianza y contendió como candidata a legisladora federal postulada por el Partido Acción Nacional.

“Con fundamento en lo dispuesto en el artículo 13 último párrafo, de la Ley de Justicia Electoral del Estado, se declara que la resolución de fecha tres de diciembre del dos mil diecinueve dictada en el presente Recurso de Revisión con número de expediente TESLP/RR/04/2019, ha causado estado, y por tanto, resulta definitiva e inatacable”, notificó de manera pública el actuario del Tribunal, Juan Jesús Rocha Martínez.

Con el argumento de que su antecesor se negó a realizar la entrega recepción del Partido del Trabajo, Patricia Álvarez, junto con Rosa María Rangel Salas, le imputó a Belmarez Herrera irregularidades en el manejo de las prerrogativas de ese organismo político.

En contraposición, Belmarez Herrera ha sostenido que su sucesora “tomó prácticamente por asalto” las oficinas del Partido del Trabajo en diciembre de 2017 y por eso no se llevo a cabo el traspaso.

El 27 de septiembre de 2019 el Ceepac desechó la denuncia y hace poco más de dos meses el Tribunal Electoral, integrado por el Secretario General, Francisco Ponce Muñiz, en suplencia de la magistrada Dennise Adriana Porras Guerrero, quien se excusó de intervenir en el caso, determino que los consejeros electorales desecharon “de manera correcta” la querella de Patricia Álvarez.

La sentencia del Tribunal la pudo haber impugnado la hoy líder estatal del partido laborista, de modo que el expediente habría sido remitido a la Sala Regional Monterrey del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

En caso de haber obtenido otra resolución adversa, Patricia Álvarez habría tenido la posibilidad de llevar el asunto hasta la Sala Superior del Tribunal Federal Electoral. Ello, respecto al acto de entrega recepción.

Aparte, en diciembre pasado la Sala Regional Monterrey del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación desechó los argumentos Patricia Álvarez, quien pretendió “trasladarle” a Belmárez Herrera la responsabilidad de las anomalías detectadas en la revisión del gasto de prerrogativas en el año 2018, por las que el Instituto Nacional Electoral (INE) le impuso a ese instituto político multas por un millón 206 mil 504.87 pesos.

El INE sancionó al PT porque “rebasó el límite de aportaciones de simpatizantes y omitió destinar el porcentaje mínimo del financiamiento público otorgado para: I) actividades específicas, II) capacitación, promoción y desarrollo de liderazgo político de jóvenes y de las mujeres, y por presentar saldos pendientes de cobrar y comprobar”, según el dictamen derivado de la revisión de ingresos y gastos del ejercicio ordinario 2018.

Según la quejosa, el INE “no tomó en cuenta las circunstancias particulares que le impidieron destinar el porcentaje mínimo del financiamiento público para distintos rubros, así como para cobrar y comprobar saldos pendientes de 2017”.

Los magistrados de la Sala Regional Monterrey concluyeron que las circunstancias alegadas la dirigente estatal del PT “no la eximen de sus responsabilidades en materia de fiscalización, pues pretende trasladarle la carga y responsabilidad a un tercero (al anterior dirigente del partido en San Luis Potosí), pues, en todo caso, éste último responderá de las sanciones que los propios partidos puedan imponerle en caso de que sí haya incurrido en una irregularidad”, abundaron.

A+