Angélica Campillo

Ciudadanos Observando exigió la separación del cargo de la titular de los Servicios de Salud del Gobierno del Estado, Mónica Liliana Rangel Martínez, mientras se lleve a cabo la investigación por parte de diferentes instancias, tanto estatales como federales, respecto a las compras de esta dependencia a las empresas ligadas con el emprendedor Gabriel Salazar Soto.

El vocero de la organización, José Guadalupe González Covarrubias, refirió que, el día de ayer, la titular de los Servicios de Salud manifestó en rueda de prensa que no había vínculos, compras o contratos asignados a Salazar Soto ni a sus empresas, sin embargo el activista dijo tener pruebas contundentes de que lo señalado por la funcionaria estatal es mentira, como documentos oficiales, facturas y contratos donde tanto el emprendedor como su hermano, a través de sus empresas, le facturaron 19.7 millones de pesos en febrero del 2018 a la institución de salud.

Dejó en claro que los señalamientos sobre las compras de la Secretaría de Salud a Salazar Soto no están relacionados con la empresa Invercorp, a través de la cual cerca de 800 inversionistas habrían sido defraudados, “tal como ha querido desviar la atención la secretaria de Salud”.

Mencionó que Gabriel Salazar empezó con la creación de empresas, de las cuales cuentan con copias de las actas constitutivas, en octubre del 2015, con la llegada de la actual administración estatal encabezada por Juan Manuel Carreras López, mientras que otras de sus compañías fueron creadas en el 2016.

Recordó que la Secretaría de Salud tuvo observaciones por parte de la Auditoría Superior del Estado (ASE) por 64 millones de pesos, lo cual contradice lo externado ayer en un boletín, además de que es una de las dependencias con mayores observaciones, “y hay múltiples señalamientos a sus procesos de compra, los cuales se manejan en opacidad, son verdaderamente amañados. Inclusive los mismos socios de Gabriel Soto participan extrañamente en estos procesos de compra con precios inflados, para que ganen las empresas de este sujeto”.

Asimismo, González Covarrubias aseveró que también hay un grupo de empresas fantasma que han facturado varios millones de pesos a la dependencia de salud, los cuales deberían estar dirigidos al pago de médicos, a enfermeras, a la compra de medicamentos y demás insumos, “el día de hoy la Secretaría de Salud tiene enfermo de corrupción a San Luis Potosí”.

Dijo que como organización ciudadana van a interponer denuncias penales ante la Fiscalía General de la República, ante la Fiscalía General del Estado, e incluso van a proceder con una solicitud de auditoría a fondo, focalizada de la Auditoría Superior del Estado, de la Auditoría Superior de la Federación. Agregó que acudirán también a la Secretaría de la Función Pública, así como a la Unidad de Inteligencia Financiera del SAT para que investigue el tema de lavado de dinero.

En ese contexto, exigieron que Mónica Liliana Rangel sea separada de su cargo mientras que la investigación y auditoría por parte de la ASF, SFP, FGR, ASE y la Unidad de Inteligencia del SAT se lleve a cabo, ya que la funcionaria no puede ser juez y parte.

Finalmente, el activista adelantó que en los próximos días darán a conocer una investigación, que llevarán también a medios nacionales, donde presentarán un cúmulo de empresas que Gabriel Salazar no ha mencionado y que existen, donde hay compras cercanas a los 200 millones de pesos por parte de la Secretaría de Salud estatal.